¿Cómo saber si tengo depresión?

En la actualidad más de un millón de personas sufren de depresión en nuestro país, por eso no es extraño pensar que existen muchas personas sufren de esta patología y aún no lo saben.

Los ritmos de la vida moderna, el individualismo, la desconexión  con la naturaleza, el stress, problemas afectivos,  la sobre exigencia en lo laboral, la  insatisfacción en distintas áreas de la vida, son algunas de las causas que se pueden atribuir a esta enfermedad.

Las personas con depresión manifiestan  durante un período de dos semanas seguidas como mínimo los siguientes síntomas:

depresion

Foto: Sergio López

La depresión se relaciona estrechamente con la pérdida del poder individual.

• Alteraciones del apetito, es decir, disminución del interés por la comida, o al contrario, deseos de comer más, generalmente cosas dulces o golosinas.

• Exceso o falta de sueño  que  puede manifestarse en diferentes formas;  ya sea por dificultad para conciliarlo, por interrupciones frecuentes durante la noche o por despertar muy temprano en la mañana sin poder volver a dormir, dormir gran parte del día.

• Disminución de la libido o interés sexual.

• Sensación de cansancio, especialmente en la mañana.

• Desgano, falta de motivación frente a actividades antes eran placenteras para la persona.

Existen múltiples tratamientos  psicológicos para la depresión, la manera en que cada profesional aborda  esta problemática dependerá de su orientación teórica y estilo terapéutico.

El abordaje que realizo frente a las personas con depresión es  global e interdisciplinario ya que no solo abarca los síntomas de la enfermedad, sino que también considera los hábitos alimenticios, las relaciones interpersonales, pensamientos recurrentes,  emociones asociadas, momento en el ciclo vital en el que se encuentra la persona, espiritualidad, enfermedades físicas, etc.

A mi juicio la depresión se relaciona estrechamente con la pérdida del poder individual, donde  la persona  renuncia a tomar responsabilidad de su propia vida y entrega la capacidad de proporcionarse satisfacción y felicidad a otros o a las circunstancias externas, quedando a merced de  la sensación de un profundo sentimiento de descontrol  de su propia vida.

Desde esta perspectiva  el  tratamiento que propongo tiene dos objetivos fundamentales:   el primero consiste en comprender lo que quiere decir la enfermedad a la persona en particular, es decir entender “porqué tengo depresión”, aumentando el autoconocimiento de la persona, y  el segundo objetivo radica en aprender nuevos hábitos y estrategias que ayuden al paciente a controlar lo que le causó esta enfermedad para lograr una mayor autonomía y  prevenir  recaídas en el futuro.

Más sobre Psicología y Tendencias

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.