Guía de: Psicología y Tendencias

¿Qué rituales hacer para Año Nuevo?

Cambiar de etapa, dejar atrás lo negativo y proyectarse en lo positivo, son algunas de las causas por las que realizamos rituales de fin de año. Aquí algunas fórmulas para despedir el 2011 con significado.

Está claro que los seres humanos necesitamos de rituales para transitar por las etapas de la vida, desde tiempos ancestrales venimos realizándolos con diferentes fines y formas.  El poder simbólico que traen estos actos a nuestra vida nos permite enfocar nuestros propósitos, concentrar nuestra energía y canalizar las intenciones.

Existen diferentes tipos de rituales, algunos son religiosos, culturales, antropológicos, ancestrales, sin embargo aquí mencionaremos algunos rituales individuales que nos pueden ayudar para transformarnos en fin de año y desarrollarnos durante el próximo.

Rituales de Limpieza: Son rituales de catarsis y purificación que tienen como finalidad hacer un corte para volver a empezar y abrirse a lo nuevo, la actitud que promueven estos ritos es soltar y dejar ir. Un ejemplo de ritual de limpieza es escribir en un papel todas las cosas que queremos dejar en el año 2011, emociones negativas, relaciones tóxicas, situaciones dolorosas, etc , y el día 31 de diciembre, cerca de las doce de la noche, quemar ese papel para representar esta liberación. Otro ritual de limpieza es ordenar el clóset, el velador, el armario, nuestro escritorio, sacar todo aquello que ya no usemos y botarlo o regalarlo, para dejar espacio a lo nuevo y distinto.

Año Nuevo
Imagen: Aetos

La fiesta de fin de año se puede considerar un ritual de celebración.

Rituales de Proyección: Son aquellos que sirven para ordenar nuestras prioridades y canalizar nuestras energías en los objetivos que queremos lograr. Un buen ritual de proyección es escribir en un papel todos los objetivos que queremos lograr en las diferentes áreas de la vida para el próximo año. Proyectarse en lo: laboral, familiar, espiritual, social, corporal, de pareja, monetario, estudios, ocio y tiempo libre, etc,  luego guardarlo en un lugar especial y sellarlo.

Para este ritual es necesario hacer un proceso de reflexión previo que nos enfoque en nuestros verdaderos sueños  y aspiraciones más que a los intereses de quienes nos rodean o nuestras propias limitaciones auto impuestas. Otro ritual consiste en reinventarse o rediseñarse, esto es escribir las nuevas características o dones que te gustaría desarrollar durante el 2012, a cada una de esas características otorgarles un símbolo o un objeto que estará presente en los lugares que frecuentemente  visitas o compartes en el día a día para que te recuerden las virtudes o propósitos que quieres alcanzar, sellar este ritual con afirmaciones positivas como “la vida me proporciona todo lo que necesito” o “cambio día a día con confianza y alegría” y agradecer la posibilidad del cambio.

Rituales de Celebración: Se centran en el goce y el agradecimiento, la misma fiesta de fin de año se puede considerar un ritual de celebración. En general su fin es conectamos con los logros alcanzados, metas cumplidas y expresar  nuestra gratitud por todo lo concedido.

Es necesario mencionar que los rituales requieren de ciertas condiciones para constituirse como tal, entre estas se encuentran tener claro la intención del ritual, que es el sello que se le imprime al acto,  además es primordial estar en una predisposición de compromiso hacia lo que se va a realizar, es decir ser consciente de la importancia y trascendencia del acto. El orden y el tiempo es un segundo elemento que no puede faltar, el ritual debe tener un inicio y fin establecido. Por último es necesario  transferirle solemnidad y unir el rito a algo más elevado que nosotros mismos,  como podrían ser los elementos de la naturaleza o Dios.

En la consulta, creamos rituales con mis pacientes para destrabar situaciones, romper patrones y sanar dolores, la condición fundamental es ser creativos para que el ritual adquiera un carácter de crecimiento  para la persona, es decir, que sea algo distinto, algo a lo que la persona no está acostumbrada a hacer.

Cada persona puede inventar su ritual de fin de año pensando lo que le hace más sentido y le aporte desarrollo, los invito a echar a volar su imaginación y a partir de estas pautas crear su propio ritual de fin de año.

Links:

Más sobre Psicología y Tendencias

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.