Guía de: Psicología y Tendencias

Sectas y manipulación: ¿Cómo son las personas que se dejan influenciar por otros?

A partir de los hechos ocurridos en la Secta de Collihuay muchos se preguntarán: ¿Qué hace que ciertas personas se dejen influir de tal manera por otros?

Como comenté en un artículo anterior sobre “cómo reconocer a un psicópata”, inicialmente todos estamos expuestos en alguna medida a la influencia de una persona manipuladora, ya que en general, los psicópatas son personas hábiles que se encargan de influir en los demás atacando sus puntos más débiles.

En general los puntos débiles de las personas son: una baja autoestima, la necesidad de aprobación, dificultades en relacionarse con otros o falta de relaciones sanas y significativas, una búsqueda de sentido a la vida o vacío interior, inseguridad, poca conexión interior y deficiente autoconocimiento.

Sectas manipulación
Foto: Internet
Como bien sabemos el manipulador utiliza el miedo, la obligación y la culpa como instrumentos para forzar a los otros a ceder, hacen temer las consecuencias de no someterse a sus deseos ya que de lo contrario el otro experimentará remordimiento o culpa. Por eso las personas más críticas o castigadoras internamente son susceptibles a ser influidas por estos sujetos, lo mismo para quienes tengan ideas o creencias rígidas sobre la vida. Un ejemplo típico de esto son aquellas personas que continuamente opinan sobre lo que a su juicio es “bueno” o “malo”, viviendo en los polos de lo “correcto” e “incorrecto” tanto para ellos como para los demás.

Los manipuladores o psicópatas son esas personas que imponen su visión del mundo y su forma de hacer y sentir. Esos individuos que se aprovechan de las relaciones estrechas que conforman para satisfacer sus necesidades de poder y control, sin importarle en absoluto los sentimientos de la otra persona y quitándole al otro gran parte de su poder personal.

Una buena manera de reconocerlos es cuando intentamos hablar de nuestras emociones con ellos, ya que experimentamos una sensación como “de vacío”. Aunque socialmente se muestran encantadores, les es difícil hablar de sentimientos positivos, y de conectarse genuinamente con los otros, son muy críticos con los demás e influyen activamente en las relaciones que mantienen sus cercanos, generalmente alejándolos de sus amistades o familia. Por eso las personas jóvenes o en crisis vitales son más susceptibles a ser influenciadas, lo mismo que quienes mantienen escasos vínculos familiares y sociales.

Personalmente considero que una buena manera de prevenir en nosotros la influencia de sectas y manipulaciones de otros es cultivar el auto conocimiento, trabajar internamente en nuestros puntos débiles, carencias afectivas y auto estima, junto con mantener relaciones genuinas y cercanas con otros, con el fin de hacernos fuertes internamente para no sucumbir a quienes pueden causarnos daño y manipular nuestra conducta.

Links:

Más sobre Psicología y Tendencias

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.