Inicio » RSE »Equipo

Reciclaje en casa: mucho más fácil de lo que crees

Para reciclar es clave tener un cambio de hábito. Cada vez que vayas a botar algo en tu basurero, debes verificar si este residuo se puede reciclar.

Todos hemos escuchado más de alguna vez las famosas 3R: Reducir, Reutilizar y Reciclar. Pero ¿Qué implican verdaderamente estas acciones? ¿Son algo factible para un ser humano común y corriente en su casa? La verdad es que sí.

Para entregarles un poco de contexto, les cuento que, según el sitio “Yoreciclo.cl” los habitantes de la Región Metropolitana generamos en promedio 1 Kg. de basura por persona. Lo que significa que todos juntos botamos unos 6.000.000 Kg. o bien 6.000 toneladas. En camiones, esto equivale a que, diariamente, pasan por la ciudad unos 500 de estos vehículos con destino a los rellenos sanitarios.

Si bien es evidente que las empresas tienen una gran responsabilidad de reducir, reciclar y si es posible, reutilizar sus desechos, nosotros también podemos marcar la diferencia. En este punto, es lamentable decir que solo el 7% de los residuos domiciliarios se reciclan, porque al parecer se ve como algo muy complejo. Según el investigador Alex Godoy de la Universidad Andrés Bello, casi el 70% de las personas no tiene el hábito de reciclar o lo encuentra engorroso.

Reciclaje Casa

Foto: Álex Valdés

Ante esto déjenme decirles que no es tan difícil como parece. Lo único que se necesita es ánimo, unos minutos al día e informarse. Para ayudarlos un poco, les dejo aquí una pequeña guía para reciclar en casa.

¿Qué es reciclar?

Es el proceso mediante el cual distintos residuos se convierten en materia prima para fabricar un nuevo producto, igual o distinto al original.

¿Cómo puedo reciclar en mi hogar?

Para reciclar es clave tener un cambio de hábito. Cada vez que vayas a botar algo en tu basurero, debes verificar si este residuo se puede reciclar. Si es así, debes separarlo de la basura común.

Si eres principiante, comienza con las separaciones más comunes y simples:

  • Papeles y cartones (con excepción de papel carbón, de fotografía, con pegamento, encerado, plastificado, papel sanitario y pañuelos desechables).
  • Plásticos (con excepción de plásticos transparente cristalizado de envases de alimentos preparados, artículos personales como cepillos de dientes, envases de medicamentaos, cremas faciales o cosméticos, envases con residuos de aceites y otros).
  • Vidrios (las botellas y frascos deben ir sin tapas metálicas o plásticas).
  • Latas de aluminio (los envases deben ir sin el papel que los envuelve).
  • Tetrapack

*Para no dificultar el proceso de reciclaje en las plantas de tratamiento, es clave que los residuos estén lavados y secos una vez que se separen.

Una vez que están separados ¿Qué hago con ellos?

Cuando tengas suficientes residuos de cada material, en promedio cada dos semanas, haz el esfuerzo de llevarlos al punto limpio más cercano a tu casa.

Puedes buscarlos en internet, a través de google o en páginas como Suma Verde del Gobierno de Chile, donde incluso puedes compartir tu punto limpio si es que conoces alguno y no aparece en la página.

Ya lo sabes, reciclar es mucho más simple de lo que se ve.  Sólo hace falta esfuerzo y ganas por hacer un real cambio en nuestra forma de tratar la basura. Todo sea por cuidar el planeta y dejarlo en buen estado para las futuras generaciones.  ¡Anímate y recicla!

Otras formas de reciclar:

Cómo hacer un compost en casa

Para quienes disfrutan de su jardín o viven en departamento y tienen plantas, esta es una muy buena idea. En vez de botar a la basura los residuos orgánicos de su cocina, utilícenlos para hacer una compostera o compost que nutra sus plantas. ¿Cómo? Veoverde.com nos explica una forma muy simple.

Consigan un cajón de madera de 1 metro cuadrado. En un compost bien hecho no alcanza a producirse fermentación, así es que no se preocupen si vives en departamento, el olor sólo será a bosque.

El compost es material nutritivo, como el humus que se produce en forma natural en el suelo cuando la materia orgánica se descompone y abona las primeras capas del suelo.

El secreto es ir agregando los materiales de desecho, como los restos de verduras y frutas, incluso de comida, las cáscaras de huevo, las hojas del otoño y hacer una mezcla entre materiales más húmedos y otros más secos, para un buen balance y mantenerlo todo bien aireado, moviendo los elementos para que no se estanque el compost en su proceso. Para que tu compost no se pudra, es clave que se mantenga seco, que jamásxescurra líquido.

Estará listo en unos 3 meses en primavera-verano y hasta 6 en invierno.

Más sobre RSE

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.