Inicio » Series de TV »Equipo

El capítulo censurado del Chavo del 8: Lo que nunca pudimos ver

Fue emitido una sola vez -según versiones de los más fanáticos-, ya que iba más allá de los parámetros habituales con que, años después, conocimos al Chavo.

“El Capítulo Censurado del Chavo del 8″ puede sorprender incluso a los más expertos fanáticos de la popular serie de televisión.

La curiosidad entre los millones de fanáticos, de muchas generaciones, obviamente  es inmediata para ver qué escenas del famoso personaje pudieron ser tan complicadas como para provocar una censura o algo similar.

El video es antiguo, de los comienzos y, al parecer, fue emitido una sola vez -según versiones de los más fanáticos-, ya que fue más allá de los parámetros habituales con que, años después, conocimos al Chavo y a todos los personajes de la vecindad.

Hace un tiempo fue ampliamente difundido, pero cada cierto tiempo recobra interés nuevamente.

En el capítulo censurado, que ya ha sido visto por millones de personas, se ven algunas notorias diferencias. Por ejemplo, el Chavo viste una polera con una imagen del Chapulín Colorado -hay varios planos cerrados a esa imagen-, más que seguro para hacer marketing cruzado en una época en que empezaban a despegar los personajes de Roberto Gómez Bolaños.

Además, por primera y única vez, se ve sangre en una escena, en la que don Ramón se corta con un serrucho luego de ser accidentalmente empujado por el Chavo del 8.

Pero lo más fuerte viene con las escenas de violencia que se desatan después, como una gresca grupal en que participan los personajes que intercambian combos y patadas con objetos contundentes como martillos, y que va más allá de los clásicos coscorrones y golpes accidentales a que acostumbró a su audiencia el Chavo del 8.

Para la época, sin duda eran escenas de contenido muy violento, en especial si se piensa que la audiencia principal eran niños.

Vean el capítulo censurado del Chavo del 8:

Más sobre Series de TV

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.