Guía de: Series de TV

The Vampire Diaries, amor se escribe con sangre

Así lo afirma esta serie basada en los libros de L.J. Smith que cuenta la historia de dos hermanos vampiros, Damon y Stefan Salvatore, condenados a vivir eternamente luchando por el alma de una mujer.
The Vampire Diaries

Foto: cwtv.com

Desde su primer episodio The Vampire Diaries demostró que, cualquier cosa puede pasar.

The Vampire Diaries (“Los Diarios de los Vampiros” o Crónicas Vampíricas“) marca el retorno a la pantalla chica del Productor y escritor Kevin Williamson (Dawson`s Creek y Scream), que junto a Julie Plec creó este drama supernatural, basado en los libros del mismo nombre de la escritora Lisa Jane Smith, y que ya se llevó siete Teen Choice Awards.

El episodio piloto, dirigido por Marcos Siega (Veronica Mars, True Blood, Dexter), debutó en septiembre de 2009 en EE.UU. convirtiéndose en el estreno más visto de la temporada en el canal CW y en mi nueva obsesión, porque desde su primera escena The Vampire Diaries marca el tono de lo que vendrá: situaciones inesperadas donde nadie es imprescindible y, por lo tanto, cualquier cosa puede pasar.

La historia comienza cuatro meses después de la muerte de los padres de Elena Gilbert (Nina Dobrev, Degrassi) y su hermano menor Jeremy, que ha comenzado a consumir drogas para evitar sentir el dolor. Elena, en cambio, sólo quiere que todos dejen de verla como la chica que perdió a sus padres, incluidos su ex novio Matt (el típico chico bueno) y sus amigas Bonnie (descendiente de brujas que recién comienza a descubrir sus poderes) y Caroline (que ve a Elena como su principal rival). Pero la llegada de un nuevo estudiante a la escuela cambiará el rumbo de la historia.

Stefan Salvatore (Paul Wesley, Everwood), es un misterioso y atractivo chico que se muda a Mystic Falls (pueblo ficticio de Virginia donde transcurre la acción), con su “tío” Zach. Además es un vampiro, pero de esos buenos que se alimentan de animales e intentan vivir de la forma los más humana posible. Cuando conoce a Elena la atracción entre ambos es inmediata, pero lo que ella ignora es que es la viva imagen de Katherine Pierce (Nina Dobrev), la novia de Stefan en 1864 y la responsable de que él y su hermano mayor, Damon (Ian Somerhalder, Lost), sean vampiros.

Luego de una serie de ataques en el pueblo, que las autoridades locales atribuyen a animales desconocidos, Damon aparece en casa de Zach para comunicarle a Stefan que, como le prometió más de un siglo atrás, ha regresado para hacer de su vida un infierno y para ir tras Elena, como lo hizo antes con Katherine. El odio y rencor entre los hermanos Salvatore es evidente desde el inicio pero, aún cuando podrían haberse matado en reiteradas ocasiones, el lazo sanguíneo resulta más poderoso.

The Vampire Diaries (que recibe este nombre porque varios de sus personajes van documentando los sucesos en diarios de vida), va descubriendo de a poco la verdadera naturaleza de sus protagonistas y sus transformaciones. Como hicieron con Damon, que llegó siendo el típico vampiro malo, peligroso y sarcástico, que usa sus encantos para seducir, manipular y alimentarse de las chicas pero que, después de 145 años sigue enamorado de la misma mujer y la verdadera razón de su regreso a Mistyc Falls, Katherine.

The Vampire Diaries 2

Foto: cwtv.com

El final de la primera temporada fue sólo el inicio de la lucha entre los hermanos Salvatore.

Aunque muchos fanáticos de los libros de L.J. Smith no estuvieron contentos con la adaptación, debo decir que después de dedicar todo un mes a leer las cinco Crónicas Vampíricas (la sexta aún no llega a las librerías chilenas), resulta refrescante que esta serie no sea absolutamente fiel al original, porque aquí, cualquier cosa puede pasar.

¿Recuerdan cuando Damon mató a Zach, transformó a Vicki en vampiro, le arrancó el corazón, literalmante, a su ex novia Bree y mató a Lexi, la mejor amiga de Stefan? ¿cuando Elena descubrió que sus verdaderos padres eran su tío John Gilbert (David Anders, Alias) e Isobel (Mia Kirshner, The L Word), a quien Damon había convertido en vampiro años atrás? ¿cuando Stefan tuvo una recaída en su adicción por la sangre humana? o ¿cuando los hermanos Salvatore descubrieron que Katherine nunca estuvo atrapada en la tumba, sino que los dejó por elección? Bueno, eso fue sólo el principio.

Después de un final de temporada que terminó con varios muertos, incluidos el alcalde de la ciudad, Caroline grave en el hospital, Jeremy tratando de convertirse en vampiro y Katherine haciéndose pasar por Elena frente a Damon, para luego apuñalar a John; este 9 de septiembre volvió a la CW una impactante segunda temporada, que retoma donde quedó la primera.

En este nuevo ciclo veremos a Katherine, que ha vuelto para recuperar a Stefan, romper nuevamente el corazón de Damon cuando le dice que nunca lo quiso, hecho que, junto al rechazo de Elena, lo envía de vuelta al “lado oscuro”, matando a alguien al final del episodio. Encontramos también a una Bonnie más poderosa, una Caroline que termina víctima de la venganza de Katherine y el desarrollo de la historia de hombres lobos que tiene a Tyler y su recién legado tío Mason como protagonistas, en una temporada que, como la primera, promete sorprender.

Links:

Más sobre Series de TV

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.