Feliz San Solterín: Simplemente un día más

Sólo una vez pasé un Día de los Enamorados con un pololo, para mi mala suerte él no me regaló nada. El resto de los San Valentín ha sido igual: soltera.

Blog

Sólo una vez pasé el “Día de los Enamorados” con un pololo, para entonces me esmeré en buscar un lindo globo rojo que dijera “te quiero”, y es que tampoco  había méritos para andar declarando amores. Sin embargo, para mi decepción, el muy maldito insensible no me compró nada y como era de esperar, me amurré. Conclusión; fueron los 1500 pesos peor gastados en mi vida.

El resto de los San Valentín siempre los he pasado soltera y aunque jamás he tenido ningún rencor con la fecha, debo reconocer que a veces (y sólo muy de vez en cuando) me causan cierta envidia todas aquellas que reciben flores, peluches y chocolates. Para mi consuelo, sé que aquellas flores se marchitarán, los peluches irán al hermano chico y los chocolates se convertirán en grasa.

Recuerdo un verano en que me quedé en la casa de mis primas, ellas venían de malas experiencias amorosas así que decidimos que para el 14 de febrero no íbamos a salir durante el día porque no queríamos nada con los enamorados. Pero  cometimos un error, nos pusimos a ver una película tan romántica que nos hizo odiar nuestras vidas.

En otra ocasión traté de imitar a las gringas despechadas, y llevé cintas negras al trabajo (sólo como talla). La verdad es que casi nadie pescó, porque al rato después a una compañera le llegó una rosa de un “admirados secreto” y obviamente ése fue el centro de atención.

También he intentado colgarme en eso de “feliz día para mis amigos” como una manera de decir, “aunque no tenga pareja también puedo saludar en este día”, pero para eso existe el día de la amistad (una fecha en octubre que nadie recuerda).

Es por esto que para este año no haré nada,  el 14 de febrero tendrá la misma importancia en mi vida que el día de la sopa.

Más sobre Solteras

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.