Guía de: Solteras

San Pedro de Atacama en primera persona: A la búsqueda de solteros

Un grupo de chilenas y dos europeos en un destino internacional. Y la historia de cómo las plegarias son escuchadas.

La semana pasada con unas primas nos fuimos a San Pedro de Atacama, al principio yo había planificado este viaje para ir una semana a desconectarme de todo, y de todos. Sin embargo con su compañía, terminó siendo una de las mejores  semanas en mucho tiempo.

San Pedro
Fuente: Internet
Como es sabido, San Pedro es un lugar turístico a nivel internacional, por lo que para cualquier soltero es un buen lugar para recrear la vista y conocer gente (por supuesto que también está lo de contemplar el paisaje) y ésa era parte de nuestra intención. Todo partió el primer día de los tours, antes que llegara el bus una de mis primas tuvo la genial idea de hacer una plegaria arrodillada pidiendo a Dios, o en este caso a la Pachamama, que por favor en ese vehículo viniera algún mino (sujeto) interesante, no es que anduviéramos en la onda de andar agarrando, pero al menos queríamos salir de la monotonía de ver a los mismos de siempre… Y funcionó.

Conocimos a dos europeos, un español de 23 años y un suizo de 28. Ambos venían recorriendo Chile juntos desde hace dos semanas, y San Pedro era su segundo destino. Ni tonta ni lesa, empecé a meterles conversa a ambos, los dos eran super buena onda, y entre conversa  uno de ellos me agregó a Whats App para enviarle unas fotos. Para el segundo tour había confianza por lo que nos dedicamos a hablar entre todos y armar algo para la noche.

Nos contaron que su presupuesto era algo ajustado tras haber hecho dos tours, y como nos queríamos hacer las lindas somos buenas anfitrionas de nuestro país, nos ofrecimos (en realidad le pedimos a un tío) para que se ahorraran unas lucas y fueran con nosotros a Cejar. También tan buena onda fuimos, que se nos ocurrió aceptar una ida a la Piedra del Coyote, la que ya no existe, para ver la puesta de sol cubriendo el Valle de la Luna, creímos que sería un pique piola y por hacernos las lindas, terminamos llegando apenas al lugar.

Como era la única de las tres que habla inglés, prácticamente conversé  todo el rato con el suizo y bien simpático resultó ser el chiquillo, para ser justa el español a pesar de tener 23 era bastante mino. Kevin, así se llama,  está en quinto de medicina y a pesar de ser de Suiza estudia Medicina en Polonia. Por supuesto que mi cercanía con él se prestó para que mis otras primas empezaran con las típicas bromas quinceañeras y todos esos “uy”, y como yo me pongo tomate por todo la verdad es que nada me salvaba.  Para colmo, cuando revisé el álbum de Facebook vi una secuencia de al menos siete fotos seguidas con él.

En honor a la verdad, no pasó nada, pero hicimos buenas migas, tanto así que quedamos de juntarnos en Santiago a lo que ellos volvieran de su viaje de Cuzco, y como buena periodista que soy una se tiene que asegurar sus contactos, así que por si acaso busco datos entretenidos para recorrer.  Tanta buena onda, que incluso ya tengo hospedaje en Polonia, así que sólo me faltan las lucas para poder partir.

Más sobre Solteras

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.