Guía de: Tecnología

Ponerle filtro a las fotos: El día en que todos lo hicieron moda

Instagram, ahora a través de Facebook, y Twitter se han sumado a la moda Vintage que se apoderó de las preferencias de los usuarios y fotógrafos aficionados.

Con el enorme crecimiento de ventas de cámaras digitales, desde las más básicas hasta las más sofisticadas, el poder tomar una y mil fotos pasó a democratizar el gusto por hacerlas sin ese temor a que “el rollo” se iba a acabar y que el revelado era muy caro.

Pero sin duda que el gran salto ha sido la incorporación de esas mismas cámaras digitales con mayor capacidad de pixeles y de zoom vía software en los smartphones.

Piense por un minuto que en lo que va del año se han vendido 400 millones de esos aparatos, lo que es igual número de cámaras digitales y a ello multiplique la cantidad de fotos diarias por usuario y podemos sacar un Mercurio en papel que no terminaríamos nunca de leer.

Filtros fotos
Foto: El Mercurio
Pero no contentos con este boom de sacar y sacar fotos, también tenían que crear un lugar virtual para exponerlas, desde el entonces modesto Fotolog hasta tímidas apariciones de retrato en el entonces incipiente Facebook, hasta desatar la locura cuando en el 2010 nació una idea-empresa llamada Instagram.

Basada en el concepto de “toma añeja o desteñida” los creativos de Instagram le dieron el palo al gato (figurativamente hablando, pues queremos a los animales)  y provocaron una onda que recorrió hasta el último rincón del planeta y que puso a todos a sacarnos fotos aplicando tonalidades sepias, cafesosas, verdosas, borrosas, recortadas  y un largo etc.

Los filtros de Instagram gratuitos ya son suficientes para crear en base a una toma, nuevas formas de presentar una fotografía.

Vintage o “a la antigua”.. estilo Polaroid con los bordes semi manchados  o como si se tratase de una prueba de revelado… todo es válido y es bienvenido.

A tanto llegó la locura que claramente Instagram era apatecido por las grandes empresas y en abril pasado, Facebook puso 1.000 millones de los verdes sobre la mesa y tras una breve revisión por parte de las autoridades norteamericanas, ahora forma parte de la mayor red social del planeta.

Pero si lo hace uno ¿Por qué no lo hace el resto?

Ya que ahora Instagram es un “plus” de Facebook, el resto de las redes sociales están en una carrera por no quedarse “fuera de onda” y  Twitter está ensayando una opción para subir fotografías aplicando los mismos tipos de filtros.

Si bien para muchos es una moda que en algún momento dejará de serlo, para otros resulta una nueva experiencia creativa, donde los gatos plomos siguen siendo plomos, pero con tonalidades sepias,  lo que les otorga cierto grado especial.

Basta con revisar las redes sociales cuando en Santiago ha dejado de llover y verás como el “efecto Instagram” muestra la cordillera nevada con filtros naranjas, purpuras y cuanto se te ocurra.

Si bien hay para todos los gustos, no hay que confundir la esencia de una toma fotográfica, la cual persigue “retratar un momento”  para la posteridad.

Sin duda que Instagram, ahora integrante de Facebook, es el mejor ejemplo de que cuando una idea es buena, no hay nada ni nadie que te detenga..

Bueno, un mil millones de dólares son una buena razón para, al menos, hacer una pausa.. sin filtro.

Más sobre Tecnología

ComentariosDeja tu comentario ↓