Guía de: Tecnología

Twitter de Burger King hackeado: El escándalo de la semana

Un grupo de hackers le hizo una mala broma a la empresa de comida rápida, transformando su cuenta en la de su rival más famoso.

Bastaron un par de horas para que el escándalo estallara este lunes en las redes sociales a nivel mundial pues un grupo de hackers tuvo la idea de atacar la cuenta de la empresa de fast food Burger King en Twitter y hacerla pasar por la de su competencia Mc Donalds.

Si bien en EE.UU la publicidad comparativa es permitida y a través de los avisos de TV o gráficos  es posible lanzar “más que un dardo” para dejar expuesta  a la competencia, lo ocurrido en Twitter alcanzó ribetes dignos de analizar.

Burger King Twitter

Foto: Twitter

Foto de cómo dejaron el perfil de Burger King los hackers.

En primer lugar, esto no obedeció a ninguna campaña de viralización o de fidelización sino que por el contrario, se persiguió desprestigiar a ambas y de paso dejar expuestas las debilidades de los sistemas de seguridad de Twitter.

Por cierto, queda pendiente el descartar de que se trate de un truco publicitario concertado por ambas empresas, pero ello es difícil que sea posible debido a que las sanciones de las autoridades reguladoras norteamericanas son severas y funcionan.

Los hackers alteraron la gráfica del usuario de Twitter y publicaron que Burger King habría sido comprado por Mc Donalds pues su “calidad” de hacer malos alimentos era mejor (sic).

Luego publicaron una fotografía donde supuestamente hacían creer que un funcionario se drogaba “a escondidas” (acción que es duramente castigada por el solo hecho de publicarlo) y una serie de fotografías que de seguro solo lograban “quitar el apetito”.

A las dos horas del eventual hackeo, las redes sociales (y el mismo Twitter) reaccionaba con impacto ante lo que estaban presenciando llegando a que la misma empresa Twitter suspendiera la cuenta hasta nuevo aviso.

Mc Donalds solidarizó con su competencia Burger King y representantes del mundo de la publicidad y del marketing consideran que esta vez el asunto llegó demasiado lejos y que se superó el limite.

Si fue un hackeo “oficial” pues deberá perseguirse legalmente de acuerdo a lo que establezcan los tribunales norteamericanos, pero si se descubre que fue una opción para hacer ruido o una acción comunicacional de difusión, de seguro a sus “creativos” no les darán ganas de comer un Whooper y de seguro que serán candidatos a recibir un más de “Combo” gratis.

Más sobre Tecnología

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.