Guía de: Tenis

Lo que dejó el 2012 para el tenis chileno

El retiro de Fernando González, el descenso a la Zona Americana, el buen año del tenis femenino y la aparición de Christian Garín fueron los grandes hitos del tenis chileno este año.

Corría marzo de este año y Fernando González Ciuffardi (32) comenzaba a disputar su último torneo como profesional en Estados Unidos. Una lesión crónica a la rodilla que lo llevó al quirófano sin éxito y terminó por sepultar su carrera. El Masters Series de Miami sería el escenario de sus últimos partidos como tenista. El intrascendente francés Nicolás Mahut se encargó de retirarlo tras ganar el tercer set en un tiebreak. Era el fin de la era dorada del tenis chileno.

Tenis chileno 2012

Foto: David Alarcón

El retiro de Fernando González marcó el año 2012 del tenis chileno.

El “Bombardero de la Reina” había anunciado su retiro en febrero, cuando dijo que ya no tenía las mismas ganas para seguir jugando y que su lesión nunca pudo sanarse del todo. Prometió realizar una gira de despedida donde contempló a rivales como Juan Martín del Potro y hasta Roger Federer. Lo único seguro es que se enfrentará  a principios de 2013 en Santiago o Viña de Mar a Juan Carlos Ferrero, su gran amigo del circuito.

Zona Americana,  cuatro años después

Chile viajó a Napoli en septiembre de este año para enfrentarse a Italia por el repechaje del Grupo Mundial de Copa Davis. Como era de esperarse, sufrió una derrota de 4-1 en tierras italianas, no sin antes dar una dura pelea, sobre todo en el single entre Capdeville y Fognini. El equipo chileno nunca se rindió y ganó de muy buena manera el dobles con un Aguilar en un alto nivel.

Las claves fueron el fondo físico de Fognini para vencer en el set definitivo a Capdeville y el alza en el juego de Seppi el día domingo nuevamente para vencer a Paul, quien de todas formas demostró que jugando Copa Davis sube su nivel. Para los libros quedó el debut de Christian Garín, como el tenista chileno más joven en debutar en la historia en esta competición.

La generación del 92

Trece torneos. Ese fue el saldo de la denominada generación del 92’ del tenis femenino chileno compuesto por Fernanda Brito, Cecilia Costa, Camila Silva y Daniela Seguel. Estas cuatro tenistas arrasaron con giras en Argentina y Chile, y de hecho hicieron más noticia en el país trasandino con reportaje en sus revista Line y Tenis Mañana. A pesar de estos logros, aún les falta apoyo económico para costear sus carreras y poder entrar entre las 300 mejores del mundo. Sin embargo, junto a Andrea Koch, el tenis femenino chileno vive su mejor momento en años.

Garín, la bandera del recambio

Desde que ganó el mundial sub14 en Prostejov junto a Bastián Malla y Sebastián Santibáñez, que Christian Garín no hacia ruido en el mundo del tenis. En enero de este año consiguió su primer punto ATP con tan solo 15 años. Luego vinieron más triunfos a nivel futuro y la participación en Wimbledon y Australian Open, donde alcanzó a superar algunas rondas. En este fin de año, ganó tres torneos de dobles consecutivos junto al chileno Nicolás Jarry y campeonó en el prestigioso Eddie Herr, logrando escalar hasta el número 13 del ranking en juniors. El próximo año lo empezará como top ten con la salida de los jugadores que dejan de ser juveniles.

Estos fueron los cuatro hechos más importantes de este año para el acontecer del tenis chileno. Uno de los años más deficientes para nuestro tenis. Se espera que el 2013 sea el año para resurgir nuevamente. Para allá vamos.

Más sobre Tenis

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.