Guía de: Tenis

Macarena Cabrillana, estrella emergente en silla de ruedas

La historia de la tenista que hoy es la 36° del mundo y sus sueños de llegar alto.

Luego de tomar metro y micro para desplazarse desde su casa en Recoleta hasta el Estadio de Banco de Chile , llega Macarena Andrea Cabrillana Sanhueza (20) con tranquilidad a esta entrevista. Una polera morada del Banco de Chile -su principal auspiciador- y un jugo en su mano destacan en su alegre arribo.

Una mujer independiente

Macarena Cabrillana
Foto: Guioteca

El sueño de Macarena Cabrillana es llegar muy alto en el tenis.

Macarena Cabrillana nació el 30 de marzo de 1992 en el seno de una familia de clase media. Su madre es dueña de casa y trabaja esporádicamente mientras su padre es cajero bancario. Desde pequeña que ha vivido en el sector norte de Santiago, principalmente en tres comunas: Recoleta, Renca y Conchalí. La enseñanza básica la tuvo en una pequeña escuela de Renca y la educación  media la cursó en el Colegio Libertador San Martín de Conchalí. El 2010 egresó con 5,5 de NEM y decidió no estudiar por haber escogido el camino del tenis profesional.

Años antes, cuando Macarena tenía 16  tomó una decisión que cambiaría su vida. La ahora joven tenista saltó desde el quinto piso del edificio donde vivía con su padre y su madrastra. “Fue un intento de suicidio. Se  me  juntaron  muchos temas como problemas familiares, en el colegio, y un día se rebalsó todo y tomé la decisión. Eso  fue lo que pasó”, relata la tenista. Un mes pasó hospitalizada para ser estabilizada luego del  accidente. El diagnóstico médico fue una paraplejía lumbar L3. Macarena inmediatamente fue ingresada a Teletón para su recuperación. “La Teletón de alguna forma me ayudó a suavizar el momento”, explica Macarena. Finalmente estuvo un año en rehabilitación para luego seguir con acondicionamiento físico. No volvería a caminar.

La vida de Macarena no ha sido fácil, ya que la separación de sus padres la llevó a adaptarse a distintos hogares sin éxito. Primero vivió con ambos padres para luego pasar donde sus abuelos, los cuales fallecieron. Después vivió con su padre en un momento y luego con su madre, hasta probó donde una tía para llegar finalmente a la casa de sus difuntos abuelos, donde vive sola. “Justo esta semana cumplo un año viviendo sola”, confirma Cabrillana.

¿Por qué vivir sola a esta edad? Macarena cuenta que necesitaba encontrar su propio espacio. “Me gusta tener mis espacios. Soy solitaria como mi papá. Después que mis papas se separaron, estuve en muchas casas y no lograba adaptarme. Nunca pude tener yo mi propio entorno, mi espacio.  Entonces se dio la oportunidad de vivir sola y me la jugué”.

En sus tiempos libre le gusta mucho estar en el computador, navegar por redes sociales y ver películas. “Me gusta mucho ir al cine y también me junto con mis amigos del colegio y salgo a carretear, si también soy ¡joven! Jaja pero tampoco soy reventada, soy relajada”, cuenta riéndose. Esta soltera y disfrutando de la vida, agrega antes de terminar el tema.

Los inicios en el tenis

Tras salir de la clínica Dávila  -después de un mes-, empezó su rehabilitación en la Teletón, donde le ofrecían diferentes talleres como básquetbol, tenis, entre otros. Macarena escogió el taller de tenis con Doris Gildemeister, hermana del ex tenista chileno Hans Gildemeister. Todos los miércoles le tocaba entrenar y le gustaba, la relajaba. Rápidamente  comenzó a mostrar resultados y esto también le trajo el auspicio de Banco de Chile. “Al paso de un año  mostré resultados y la señora Doris me dijo que tenía aptitudes y que, si yo quería, podía ser una buena jugadora y hacer cosas grandes. Ahí me motivé más y empecé a entrenar los fines de semana por mi cuenta, hasta que el 2010 justo saliendo de cuarto medio, el Banco de Chile estaba buscando auspiciar a alguien, ya que habían terminado con Robinson Méndez  -también tenista en silla de ruedas-, y me vieron jugar y decidieron apoyarme”.

La labor de Banco de Chile ha sido fundamental en la corta carrera de Cabrillana financiando toda sus giras a Sudamérica, además de los torneos en Chile, entrenamiento e implementación deportiva. Los buenos resultados también permitieron que Wilson desde el 2013 financie todo su material tenístico. Por su parte, Teletón le financió la salida a un futuro en Francia donde Macarena avanzó hasta segunda ronda.

Macarena desde sus inicios ha mantenido a Doris Gildemeister como entrenadora, pero siempre ha tenido dos coach. Primero fue Eduardo Gómez, quien también la ayudó en sus inicios en Teletón, pero quien la dejó tras tomar una oportunidad laboral en Estados Unidos. Macarena tuvo que buscar otro entrenador y eligió a  Andrés Crespo como su nuevo  coach. “Lamentablemente a mis giras yo no viajo con entrenador, porque todavía no me alcanzan los fondos, sale más caro. Pero tengo estos dos entrenadores, que me ayudan en todo sentido”, contó.

El saldo de 2012 para Macarena Cabrillana fue muy positivo, ya que disputó 14 torneos y ganó 5, lo cual la ubica en el puesto número 36 del ranking mundial wheelchair (tenis en silla de ruedas) elaborado por Federación Internacional de Tenis (ITF). Entre sus torneos ganados más destacados están Viña del Mar y la Copa Guga Kuerten en Brasil.

2013: El gran salto

Para el 2013, los grandes desafíos de Cabrillana serán el Mundial de silla de ruedas (especie de Copa Davis anual) que se realizará en Turquía y donde Chile defenderá el séptimo lugar. “El año pasado lo fuimos a jugar con la Fran Mardones y María Ortiz, y terminamos en un buen lugar, lo que nos permitió clasificar directamente para este año”, recalca la oriunda de Recoleta. La meta es mantener o subir.

También jugará dos o tres torneos ITF Grado 2 en Europa y en Estados Unidos, donde pretenderá  avanzar algunas rondas para familiarizarse  con este tipo de torneos, en los cuales se encontrará con tenistas de un nivel más alto. Banco de Chile financiará toda esta gira fuera de América, mientras que la participación en el mundial es financiada por la FETECH (Federación de Tenis de Chile)

Las metas y el futuro

La meta planteada con sus entrenadores para 2013 es terminar entre las 25 mejores del mundo, sin embargo,  Macarena tiene más sueños. “Obviamente que para todos los deportistas su sueño es ser número uno del mundo. Creo que siendo top ten y ojalá top five, con eso quedaría bastante satisfecha en mi carrera. No sé en cuantos años más, pero eso esperaría. También una de mis metas este año es ser número uno de Chile.”

Macarena Cabrillana siempre mantiene una sonrisa en su rostro. Habla con alegría y optimismo. Cuenta que Francisca Mardones es su gran amiga dentro del tenis y que ha conocido a Fernando González y a Nicolás Massú. Admira a Esther Vergeer, la Federer del tenis femenino en silla de ruedas. Hoy con el apoyo de sus padres y su talento es una de las promesas del tenis femenino en silla de ruedas. Macarena Cabrillana venció a la discapacidad y buscará el éxito en lo que mejor sabe hacer: jugar tenis.

Más sobre Tenis

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.