Razones por las que preferir viajar en avión

Las características de velocidad, cobertura y seguridad del transporte aéreo, lo transforman en uno de los más eficientes.

Si bien muchas veces podemos alegar contra los viajes en avión diciendo que se atrasan, que son caros o que simplemente da susto subirse a uno de ellos, hay varios motivos que nos llevan a pensar que este medio de transporte es muy importante y conveniente.

¿Por qué volar?

Foto: El Mercurio

Una de las razones para preferir los aviones es su rapidez, la otra es que proporcionalmente es más barato.

Las respuestas a la pregunta “¿por qué viajar en avión?” pueden ser múltiples. La primera, y más obvia, es la velocidad del transporte. Un avión promedio de una línea aérea, viaja a unos 800 kilómetros por hora, más rápido que cualquier otro medio.

Con esta velocidad, por ejemplo, podemos estar en Europa en unas 13 horas. Si lo quisiéramos hacer mediante la otra forma posible, barco, nos demoraríamos más de 20 días.

Otra muy buena razón es la relación precio/velocidad. Por ejemplo, un pasaje barato a Madrid desde Santiago nos puede salir unos $625.000 ida y vuelta. Si consideramos que entre ambas capitales hay una distancia de 10.700 kilómetros, entonces nos da que cada kilómetro tiene un costo de unos $29.

A esto hay que sumarle la velocidad del vuelo, por lo que podemos ver que el valor proporcional no es tan alto.

¿Por qué volar?

Foto: El Mercurio

La seguridad es otro aspecto a favor de los aviones: su tasa de accidentes es muy baja.

Otro aspecto importante es la posibilidad de llegar en avión a lugares en los que no se puede acceder por auto, barco o tren.

Es seguro

Lo anterior no obstante la espectacularidad de los accidentes aéreos, en los cuales por lo general no hay sobrevivientes, lo que hace que mucha gente sienta muchas aprensiones y miedos antes de subirse a un avión.

Sin embargo, las estadísticas de seguridad aérea demuestran que volar no es peligroso.  Según cifras de la International Air Transport Association (IATA), durante el año pasado se logró una tasa de accidentes de 0.61, lo que significa que hubo sólo un accidente por 1,6 millones de vuelos.

Así, durante todo el año pasado existieron 18 accidentes con víctimas fatales, mientras que en lo que va de 2010 sólo se han contabilizado 10. Durante el 2009 murieron 685 personas en estos eventos, mientras que volaron en líneas aéreas 2.220 millones de pasajeros. El cálculo nos da que murió el 0,00003% de los que decidieron volar en avión.

Más sobre Viajes en Avión

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.