En 3 horas de la nieve al mar, gran experiencia en Chile

La majestuosidad de la cordillera de Los Andes y la cercanía con la Quinta Región ofrecen grandes posibilidades para los turistas.

Un amigo estadounidense me comentó que había hecho el ejercicio de disfrutar en un día, de la nieve en los centros invernales aledaños a Santiago,  para después de almuerzo, bajar desde Farellones, y viajar por la ruta 68 a Viña del Mar, a casi 125 km. de la capital. El trayecto entre la nieve y el mar le tomó tres horas.  En una jornada pudo disfrutar  de una soleada mañana en la cordillera y de una hermosa puesta de sol, en las playas de la Quinta Región.

Nieve mar

Foto: Alex Moreno

Aquel día fue memorable. La proximidad entre los nevados y el litoral, le permitieron recorrer durante la tarde el serpenteante borde costero que conecta la ciudad jardín y Concón, donde es posible divisar lobos marinos, entre las rocas frente al mirador de Cochoa.  Al anochecer, de regreso a Viña del Mar, la vista  de Valparaíso, el principal puerto del país, lo cautivó con la cascada de luces que  baja desde los cerros y se pierde en las aguas del océano Pacífico.

Cuando hace unos meses conversamos de esta experiencia, me recordó la rica geografía de Chile, llena posibilidades turísticas. Subrayó la majestuosidad de la cordillera de Los Andes y la cercanía de Santiago de los centros invernales como Farellones (32 km.),  El Colorado (36 km), La Parva (40 km.) o Valle Nevado (57 km).

Nieve mar

Foto: Claudio Bueno

Además,  enfatizó en las excelentes instalaciones para practicar esquí, snowboard, entre otros deportes de nieve. Sin embargo, una mención especial, dejó para esos minutos  destinados a contemplar la gran ciudad desde los macizos andinos, a unos 3.000 metros de altura.

De Chile, se acuerda siempre de la cordillera y el mar, de la experiencia de ese viaje que lo ha traído de regreso, en innumerables oportunidades.

Más sobre Viajes por Chile

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.