Guía de: Viajes por Chile

Isla Aucar de Chiloé: Increíble caminata por el fondo marino

Aucar recibe al visitante con sus flores, plantas y árboles que abrigan del viento a un cementerio de cuidadas tumbas de las “almas navegantes”.

Mágico, bello y misterioso son apelativos frecuentes para denominar a Aucar, una pequeña isla ubicada en la zona noreste de Chiloé, cerca de Quemchi. Allí, cuando la marea baja, los lugareños tienen por costumbre caminar por el fondo marino, entre las rocas y los abundantes moluscos que se reproducen en el sector. No obstante, si  las aguas están altas, la naturaleza obliga al caminante a transitar por un añoso puente peatonal de madera de unos 500 metros. El trayecto dura 20 minutos, entre la costa y esa porción de tierra insular. La experiencia es increíble.

Aucar

Foto: flickr.com/photos/daleinsular/

Aucar recibe al visitante con sus flores, plantas y árboles que abrigan del viento a un cementerio de cuidadas tumbas de las “almas navegantes”, como las llamó el escritor chilote Francisco Coloane. Más adentro acoge al turista, un jardín botánico compuesto por chilcos, canelos, lumas, tepúes, olivillos y otras especies nativas de la zona.

Explanada de pasto

En el centro de la isla,  una explanada de pasto, rodeada de dos tupidas alamedas, alberga una gran cruz que mira hacia una capilla blanca de techo celeste. Parece un escenario fuera de este mundo. En el ambiente hay una inolvidable sensación de calma y eternidad, impregnado de un suave aroma a mar.

Para apreciar el paisaje, recomiendo situarse en el mirador tras la capilla. Aunque en esa área el viento arrecia con fuerza, se puede disfrutar de la inmensidad del océano, de la bahía llena de colorido producto de los botes de pesca artesanal estacionados en la playa y de las bandadas de cisnes de cuello negro que rozan las olas. Uno de los tantos regalos posibles en el maravilloso Chiloé.

Más sobre Viajes por Chile

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.