Guía de: Vida en Santiago

Turistas y Santiago: ¿Qué hay para comer?

A propósito de la visita de unos amigos venidos desde el país trasandino, comencé a reflexionar acerca de Santiago y los atractivos turísticos y gastronómicos que la ciudad ofrece. Aquí el resultado de mis cavilaciones.
Picadas turistas
Foto: El Mercurio

Un completo del Dominó es una opción para empezar el día en el centro de Santiago, antes de recorrer sus alrededores.

El primer destino que se me viene a la mente, pensando en un buen desayuno, es el Dominó: un excelente exponente de nuestra afición por el “completo”, y los sándwich en general. Quizás, para algún turista, la idea de un completo a primera hora de la mañana no le resulte tan atractiva, pues bien, este clásico santiaguino ofrece opciones de desayuno y un sinfín de variedades en sándwiches. Les aseguro, que algo a su gusto encontrarán. Una vez resuelto el tema del desayuno podemos iniciar un recorrido por la ciudad.

Un paseo por la Plaza de Armas, para que conozcan un poco más de la idiosincrasia chilena y se deleiten con los viejos “crac” jugando ajedrez. La Catedral, el Edificio de Correos de Chile y la variopinta multitud de la plaza entregarán al visitante un panorama general de nuestra capital.

Un poco antes del mediodía, y para calmar algún indicio de fatiga, una visita al tradicional Café Haití, tomar un expreso y regocijarse al pensar que “cafés con piernas” probablemente no encontrará en ningún destino turístico futuro.

El recorrido puede continuar a pie, aprovechando de pasear por el Barrio Lastarria, Bellas Artes,  subir el cerro Santa Lucía. Si el visitante es osado y no le teme a lo popular, le resultará demasiado encantador y “very tipical” un almuerzo en alguna de las cocinerías de La Vega Chica, en las que la relación precio-calidad es definitivamente insuperable. Para quienes sean más quisquillosos un jardín de mariscos en el Mercado Central les parecerá ideal.

Aprovechando la cercanía con el Barrio Bellavista, visitar la Chascona y conocer el Cerro San Cristóbal, subirlo en funicular, mirar desde las alturas la ciudad en su esplendor cuando cae la tarde.

Posteriormente, a la hora de cenar, dos alternativas, que grafican, desde dos ángulos no necesariamente opuestos, la gastronomía urbana más típica de Santiago: El Liguria y El Hoyo.

El Liguria cuenta con tres locales en la comuna de Providencia. Si bien comenzó como un pequeño bar, debido a su excelente gastronomía, identidad criolla y buen ambiente, hoy se ha convertido en un clásico; nunca popular, pero clásico a fin de cuentas. Su decoración recargada, con un montón de íconos de la cultura chilena, su música, además de su carta en la que encontramos costillar, plateada, pulpo, cazuela, pastel de choclo, chupe de locos, entre otros, exponen de excelente manera la gastronomía chilena.

Picadas Santiago
Foto: El Mercurio

“El Hoyo” es una de las picadas más tradicionales de Santiago.

El Hoyo: una indiscutible picada popular santiaguina, ganadora del premio “Mejor Picada del Bicentenario” y destino indiscutible de quien se precie un sibarita. Además de estar emplazado en un clásico barrio santiaguino de la comuna de Estación Central, su carta es fiel reflejo de la cultura culinaria chilena, ya que considera perniles, prietas, arrollados, porotos con tallarines y lengua, entre otros manjares de la gastronomía nacional. Infaltable una cañita de pipeño o una jarrita de terremoto para apagar la sed.

Después de este ajetreado y saboreado día, a nuestros queridos turistas y visitantes, nos les queda otra alternativa que acostarse a dormir…

Más sobre Vida en Santiago

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.