Guía de: Vida Sana

Consumo de bebidas energéticas y los peligros para la salud

El consumo excesivo de este bebestible podría generar alteraciones a nivel del sistema nervioso central y cardiovascular.

Hace más de una década, en el 2001, llegaron las primeras marcas, ofreciendo virtudes regeneradoras de la fatiga y el agotamiento. La idea inicial era seducir al público joven ligado al consumo nocturno, sin embargo, en el último tiempo se han sumado varios adeptos como estudiantes, deportistas y trabajadores, con altos niveles de estrés.

Se trata de la bebida energética, producto con alta dosis de cafeína, que estimularía tanto las actividades cognitivas como deportivas.

El Dr. Héctor Aliaga, encargado de la Unidad de Nutrición de la Escuela de Medicina de la Universidad de Santiago de Chile (Usach), advierte que “la cafeína no es un energizante, es un estimulante y no hay que confundirlo”. Del mismo modo, añade que esta sustancia podría significar un riesgo en personas con afecciones cardíacas, en caso de sobreconsumo.

Bebidas energéticas
Foto: Internet
Aliaga asevera que no advertir del riesgo de la excesiva ingesta de bebidas isotónicas o energéticas, “es simplemente confundir a la gente”.

Consumir más de una bebida energética al día es un perjuicio, teniendo en cuenta que poseen calorías aportadas por el azúcar, lo que no es menor. La ingesta de estos líquidos podría superar las necesidades de energía que tiene una persona en un momento determinado y eso se traducirá en obesidad.

Por otra parte, la mezcla de la cafeína con guaraná podría ser nociva para la salud, pues según el Dr. Aliaga, esta combinación aumenta el aspecto estimulante en el organismo.

Consejos

Este tipo de productos se debe tomar con responsabilidad y control, considerando que además de cafeína contienen ciertos componentes como hidratos de carbono y proteínas, lo que en caso de sobredosis puede resultar dañino para la salud.

Algunos consejos respecto al consumo de las bebidas energizantes:

- No se deben ingerir antes de ir a dormir.

- No es recomendable para menores de 15 años.

- Están contraindicadas en mujeres embarazadas, en período de lactancia, en personas con presión arterial alta, problemas cardíacos, renales y/o diabetes. También en personas con trastornos de la ansiedad.

- No es conveniente tomar más de dos latas diarias.

- No reemplazan a una alimentación balanceada ni un buen descanso.

- No sirven para hidratarse.

- Mezclar bebidas energéticas con alcohol  representa un riesgo para la salud, pues los efectos depresores son encubiertos por las bebidas energéticas, pero el nivel de alcohol y sus efectos nocivos no se reducen.

Más sobre Vida Sana

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.