Los riesgos del pan para los diabéticos y sedentarios

Este alimento, consumido a diario por la mayoría de la población, está elaborado con harinas refinadas que tienen un alto índice glicémico, lo que generaría trastornos en el organismo.

Guía de: Vida Sana

Considerando el actual nivel de vida de las personas, en donde predomina la mala alimentación y la escasa actividad física, no es difícil imaginar que los casos de diabetes aumenten a diario en la sociedad. Por tanto, es fundamental generar conciencia de los riesgos que conlleva esta enfermedad, ya que es un malestar que no está ajeno a nadie.

La gente vive el día a día y pareciera que se alimentara sin conciencia de lo que consume. La mayoría suele culpar a la irrupción de la comida chatarra como la gran culpable de los altos índices de obesidad y diabetes, sin embargo hay un elemento que comemos con frecuencia y que es más peligroso aún: el pan.

Pan Diabéticos

Foto: El Mercurio

Los diabéticos deberían preferir el pan de linaza o de centeno.

Lo hay en diversas variedades desde el tradicional pan batido hasta el exclusivo baguette, y se hace impensable organizar una “once” o una merienda sin este habitual bocadillo en el centro de la mesa. Por otro lado, el pan de hamburguesas y el de “completo” son cada vez más comunes en las celebraciones.

Pero se desconoce que este alimento no es saludable, sobre todo para las personas que padecen diabetes y que no realizan ejercicios. Para el académico y máster en Nutrición y Salud Pública de la Universidad de Santiago, doctor Héctor Aliaga, “el pan es fatal, ya que está elaborado con harinas refinadas que tienen un alto índice glicémico, ingresando muy rápido a la sangre y elevando de forma inmediata la glucosa, lo que produce trastornos. Y el organismo no está hecho para eso”, enfatiza.

Las calorías

Otro dato no menor es que un pan contiene alrededor de 300 calorías diarias y si se suma lo del mes son 9 mil, lo que equivale aproximadamente a un kilo de grasa. Es decir, consumir pan en exceso sobre el gasto que se realiza a diario, significa acumular un kilo de grasa mensualmente.

Y una persona que deposita la grasa  al interior del abdomen, tiene un alto riesgo de resistencia a la insulina, por lo tanto, de diabetes y junto con eso enfermedades cardiovasculares incluyendo el colesterol alto. Es ese sentido se sugiere que la cintura de los varones mida menos de 102 cm., y en las mujeres menos de 88 cm.

Recomendaciones

Diversos especialistas en el tema aconsejan moderar el consumo de este alimento y preferir los preparados con harina integral, pero no de trigo, sino de linaza o de centeno, pues no elevan tan rápido el índice glicémico en la sangre.

El objetivo es disminuir la ingesta de pan, no suprimirla porque sabemos que no es una tarea fácil. Si consumes tres panes al día,  lo ideal es bajar a dos.

Por último, siempre lo propicio para prevenir la diabetes y la obesidad es la incorporación de hábitos saludables en nuestro quehacer: una alimentación balanceada y actividad física, de a lo  menos 30 minutos al día. ¡Inténtalo y te aseguro que verás la diferencia!

Más sobre Vida Sana

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.