Guía de: Vida Sana

Temporada de Gimnasios: Ejercítate sin riesgos

Lo ideal es comenzar con una rutina acorde a la condición física y ritmo de cada de persona, para evitar lesiones producto de la sobre exigencia.

Cuando se acercan las fiestas de fin de año y la llegada del verano se hace inevitable, los gimnasios incrementan su cantidad de socios, quienes tratan de bajar lo más rápido posible los kilos de sobra acumulados durante el invierno.

En ocasiones, empleamos distintos métodos y rutinas sin medir las consecuencias en nuestra salud. Sin embargo, abusar del ejercicio físico y sobre exigir nuestro cuerpo puede aumentar la ocurrencia de lesiones.

En primer lugar, los especialistas en la materia aconsejan antes de iniciar cualquier actividad física, realizar un chequeo médico para conocer el real estado de salud, la cantidad exacta de sobre peso y descartar cualquier afección cardiaca.

El director técnico de la Unidad de Calidad de Vida de la Mutual de Seguridad, Dr. Christian Vuskovic, recomienda, en un principio, que la rutina de ejercicios se adecue al ritmo y condición física de la persona, para que satisfaga su necesidad de tonificar o bajar de peso, pero sin sobrepasarlo. “Además es aconsejable realizar, en un comienzo, los ejercicios bajo la supervisión de un instructor”, enfatizó.

El remedio puede ser más caro que la enfermedad y una lesión puede costar bastante y terminar por alejarnos de la actividad física durante un largo tiempo, ya que un deportista ocasional puede demorarse entre 2 y 6 semanas en recuperarse. Por tanto, es vital tomar las debidas precauciones.

Temporada de Gimnasio
Foto: Blogs

¿Qué hacer para evitar las lesiones?

  • Alimentarse con proteínas y beber constantemente agua u otros líquidos, antes y después del ejercicio.
  • Elongar adecuadamente, para evitar lesiones durante y posterior a la actividad física.
  • Ser cuidadosos con los ejercicios con pesas. Hay que tener ojo con los aparatos que se utilizan y cómo se usan, y si no se sabe cómo, se debe preguntar a un instructor.
  • No es conveniente aumentar de una semana a otra más de un 10% en la intensidad ni en la duración de los ejercicios.
  • Suspender inmediatamente un ejercicio, si provoca dolor en alguna parte del cuerpo o agrava uno preexistente.
  • En el caso de las trotadoras o aquellas máquinas con cintas deslizantes, se aconseja encenderlas cuando se esté sobre ellas, para evitar caídas. Del mismo modo, lo ideal es partir con una velocidad baja para progresivamente ir aumentándola.
  • Usar ropa de algodón o fibras livianas, es decir, una vestimenta adecuada para practicar el ejercicio.
  • En el caso de una lesión, colocar abundante hielo para frenar la inflamación y comprimir el músculo con una venda. Si el dolor crece, se debe acudir por atención médica.

Es importante, aparte de todo lo mencionado anteriormente, realizar un calentamiento previo antes de realizar cualquier ejercicio en un gimnasio. Para que la fibra muscular, los tendones, los ligamentos y la parte ósea estén óptimas condiciones, se sugiere un mínimo de 20 minutos de actividad cardiovascular. Sobre todo en las personas que estén cercanos a los 40 años, ya que es una edad en donde suelen ocurrir lesiones de índole deportivo.

La clave es disfrutar la actividad deportiva y bajar de forma natural y sin daños los kilos extras.

Más sobre Vida Sana

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.