Guía de: Vida Sana

¿Trabaja sentado? Tips valiosos para no engordar en la oficina

Compartimos algunas ideas simples, pero que pueden ser de gran ayuda para no subir de peso sentado en el lugar de trabajo.

El trabajo de oficina es uno de los más frecuentes en estos tiempos. Pasar gran parte del día sentado frente al computador con el teclado como única fuente de ejercicios, tiene un final por todos conocido: tarde o temprano, estas personas van a subir de peso.

¿Cómo enfrentarlo? Compartimos algunas ideas simples, pero que pueden ser de gran ayuda para no engordar en la oficina.

Lo primero es preferir las escaleras al ascensor e ir personalmente al puesto del jefe o compañero de trabajo cada vez que se requiera de algo, en vez de enviarle un correo electrónico.

Engordar oficina
Foto: Héctor Yáñez

Por otro lado, para quienes usan el transporte público, una buena sugerencia es bajarse una estación de metro o micro antes, para llegar a pie al destino final. Esta acción genera sus frutos si logras caminar al menos 30 minutos al día.

Además, es recomendable tener un refrigerio saludable a mano para no caer en la tentación de comprar chocolates o galletas, la idea es consumir frutas, vegetales, lácteos o una porción adecuada de frutos secos como almendras, nueces o avellanas (que no superen el tamaño de un puñado o un cuarto de taza diaria).

Muy importante: caminar

Asimismo, después de almorzar, aprovecha los minutos que quedan y camina por los alrededores de tu trabajo para quemar calorías y liberar las cuotas de estrés. Otro hecho habitual en la oficina es comer en el escritorio, lo que es perjudicial si quieres bajar de peso, ya que lo más seguro es que termines comiendo mucho sin darte cuenta. Por tanto, lo deseable es tomarse unos minutos y comer un refrigerio saludable y con pocas calorías.

Finalmente, una excelente opción es llevar almuerzo desde la casa a la oficina y evitar comprar cerca del trabajo, pues con esta simple práctica se puede tener un mejor control de las raciones de comida y, de paso, ahorrar dinero.

Estas son sólo algunas sugerencias para evitar que la actividad laboral genere efectos negativos en  nuestro peso y salud. El propósito es que constantemente busques formas de mantenerte en movimiento para que el trabajo se quede sólo con el talento y no con nuestro aspecto físico.

Más sobre Vida Sana

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.