Aprendizaje en tiempos de pandemia: ¿Cómo lograr que nuestros jóvenes sean más resilientes?

Debe aprovecharse el potencial de nuestros niños y adolescentes para desarrollar la resiliencia.

Guía de: Adolescencia

En el marco de una serie de herramientas virtuales que está entregando el Ministerio de Educación, para cuidar a nuestros niños y adolescentes en la pandemia, es que en colaboración con Unesco y Unicef se realizo en el primer seminario virtual “aprendizaje socioemocional en tiempos de pandemia”.

Esto, según comentó el Ministro de Educación, Raúl Figueroa, es el primero de muchos que se esperan realizar abordando distintas temáticas.

Además, la elección de esta primera temática tiene que ver con que lo socioemocional ha cobrado principal relevancia, ya que este aspecto es fundamental para el desarrollo de todas las capacidades de nuestros niños y jóvenes.

Asimismo, la Coordinadora Nacional de Convivencia Escolar, Teresita Janssen, destacó la importancia del aprendizaje socioemocional en los colegios ya que lo consideró “un modo de ser escuela”, que permite cambiar las maneras en que establecemos vínculos para bien o para mal, dependiendo de cómo sea nuestra experiencia en el paso por la etapa escolar.

adolescentes-U85760158820jxs-620x349@abc

Además, destacó que la vivencia que más nos marcará en la escuela es la de relaciones con otros. Padres, profesores y la comunidad en general deben entender que el aprendizaje socioemocional no puede ser una clase o un taller, sino que en todo: en el recreo, en la clase de matemáticas, en el modo de saludarnos, etc.

Por su parte, una de las expositoras más destacadas del seminario, la neuropsiquiatra y escritora de múltiples libros, Amanda Céspedes, quiso destacar dentro del aprendizaje socioemocional el concepto de resiliencia y la importancia de aprovechar este tiempo en casa junto a nuestros hijos, para trabajar las capacidades de ser resilientes con las que todo niño cuenta.

Además, de acuerdo a lo que describió, resilencia se ha vuelto una palabra que está de moda y que se aplica muchas veces sin entender bien de qué estamos hablando.

Ella presentó el significado entregado por Edith Grotberg, quien realizó uno de los modelos más descriptivos y utilizados para hablar de resilencia hasta hoy, explicándola como “la capacidad humana de enfrentar, superar, aprender y aún verse transformado ante las adversidades inevitables de la vida”.

cuarentena-y-ninos-940x430_30032020

Bajo este modelo, todas las personas somos creativas y creadoras de sentido. Es decir, que podemos reflexionar y entender el motivo mayor o propósito del por qué a veces deben ocurrir cosas que a simple vista parecen negativas en nuestra vida.

Por lo mismo, los sucesos de los que a veces nos quejamos no son buenos o malos, sino que debían ocurrir para nuestro crecimiento, nuestra evolución. Para ella, la pandemia tiene que hacernos mutar como sociedad.

Del mismo modo, señaló que desde el punto de vista de la neuropsiquiatría existen personas que cuentan con genes que los hacen ser más resilientes genéticamente, ya que cuentan con los llamados “genes del optimismo”.

Dichas personas tendrían una mirada más coherente y transcendente sobre la vida, ya que intuyen un plan infinito sin fijarse solo en la inmediatez de las cosas. Entonces, ven un sentido en las adversidades ambientales y, sin embargo, en el caso de los chilenos es más común lo contrario.

Bajo su criterio, la sociedad nacional busca la inmediatez, quieren todo ahora mismo y si no pueden conseguirlo se hunden en el círculo vicioso de los créditos bancarios. Por esto debe aprovecharse el potencial de nuestros niños y adolescentes para desarrollar la resiliencia, tener la capacidad de esperar, de ver más allá y de tener este valioso recurso para la vida que les permitirá transformar los sucesos que pueden verse como negativos en una oportunidad.

Más sobre Adolescencia

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios