Jullien Ramírez: La joven futbolista canadiense que sueña con jugar en nuestro país y conocer sus raíces

Actualmente juega como delantera del Borussia Pankow (Alemania).

Guía de: Adolescencia

Jullien Ramírez actualmente juega como delantera del Borussia Pankow (Alemania). La joven ha comentado en diversas entrevistas sus deseos por conseguir la ciudadanía chilena.

Según cuenta, su camino como deportista comenzó a los tres años. Jugó en la primera división de su ciudad, para luego formar parte del equipo de la Mount Royal University gracias a una beca.

Sin embargo, luego de su tercera temporada junto al equipo universitario, debió trasladarse a Alemania por al cierre temporal de la institución de educación superior. y la suspensión de la temporada de fútbol debido a la pandemia.

Actualmente milita en la mayor categoría de Berlín, pero manifiesta sus deseos de jugar en Chile luego de obtener la nacionalidad, ya que declara sentirse bendecida por “nacer chilena”.

Todo esto se hizo viral debido a una entrevista que entregó a nuestro país, y a sus declaraciones en su perfil de Instagram.

Jullien-Ramírez.-1

Recibió muchos comentarios de apoyo, los que agradeció también por medio de sus redes sociales, señalando que todos los mensajes son muy positivos, y que si bien nunca ha estado en Chile, siempre estuvo ligada al país por medio de lo que le transmitía su padre, quien es nacido en suelo nacional.

Asimismo, la joven ha manifestado conocer nuestro himno nacional y considera que el país debe ser un “paraíso”.

Pero ¿es extraño el interés de la joven por conocer y pertenecer a un equipo nacional?

La verdad es que no. El conocer nuestras raíces, la historia de nuestros padres y abuelos, entender la cultura en que crecieron y tener la posibilidad de pasar una temporada en el lugar que ellos vivieron, colabora al desarrollo personal y a nuestro autoconocimiento.

Sin importar si uno de nuestros padres emigró al país donde nosotros crecimos, o ambos progenitores han vivido siempre en la misma ciudad, cada familia cuenta con costumbres y rasgos en común que les son propios.

Jullien

Muchas veces, conocer esa cultura tan distinta en la que se creció uno de nuestros padres es un aprendizaje que puede concedernos herramientas para la resolución de problemas.

Y un aporte importante en el desarrollo de nuestra identidad que se construye a medida que nos vamos relacionando con nuestro entorno social, dentro de los que se incluyen aspectos individuales, pero también familiares y culturales. De esta forma, vamos haciendo nuestro ciertas practicas y representaciones sociales que extraemos de cierta manera de nuestras raíces.

De la misma forma, el conocer los países de origen de nuestros padres también nos ayuda a observar y preguntarnos qué cosas de nuestros progenitores y nuestras raíces queremos incluir y profundizar en nuestras vidas, y qué cosas respetamos, pero no estamos de acuerdo o de las que no nos sentimos parte.

También es una colaboración para saber cómo somos y entendernos mejor, de forma que esto nos ayudará a tomar decisiones difíciles o decisivas en nuestra vida.

Más sobre Adolescencia

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios