Navidad en familia, ideas para reunirse con sentido

Cuando los hijos se sienten contenidos y felices dentro del hogar, cuando navidad tiene un sello propio en cada familia, ellos mismos prefieren pasar esa noche junto a sus padres y hermanos.

Guía de: Adolescencia

Diciembre debe ser uno de los meses que más stress provoca en los occidentales. La vorágine por encontrar el regalo perfecto, hace que miles de personas pasen los días pensando en cómo pueden satisfacer las necesidades de sus seres queridos.

Si bien es cierto la tradición de intercambiar regalos nos permite pasar lindos momentos junto a nuestras familias, debemos recordar que también es la causante de muchas preocupaciones innecesarias.

Las listas de regalos de los niños y adolescentes cada vez son más extensas. Pedidos encabezados por artefactos electrónicos, incluyen además ropa, juguetes y todo cuanto esté lo suficientemente publicitado por los medios de comunicación masivos. Cada año, la suma invertida en los regalos de navidad se hace más extensa y en vez de recordar el verdadero sentido de las fiestas esta conducta provoca frustraciones producto de las limitaciones económicas de cada familia.

Festejos con sentido

Navidad

Foto: El Mercurio

Uno de los primeros consejos sería poder proponer nuevas actividades en familia.

Sin importar nuestra religión debemos aprender a vivir la navidad desde otro lugar. Corrernos del consumo excesivo y sin razón y ubicar a nuestros hijos en una realidad diferente, son pasos importantes para recobrar el sentido familiar del 25 de diciembre.

Uno de los primeros consejos sería poder proponer nuevas actividades en familia. Organizar una cena en la que cada miembro se pueda ocupar de una tarea diferente, por ejemplo, genera una instancia de unión al interior de nuestro hogar.

Regalar un sentimiento o un deseo para cada uno de los miembros de la familia es otra manera reconciliarse con la espiritualidad tan olvidada por estas fechas. Podemos envolver en una cajita una frase, una palabra, un sentimiento, y entregárselo a la otra persona como un gesto de reconciliación con la fraternidad. Regalar perdón a aquel con quien estamos distanciados, o risas para quien pasa por un momento difícil son pequeñas muestras de cariño que nos contactan con la esencia misma del otro.

Fiestas navideñas

Las fiestas de celebración post Nochebuena, en bares o casas de amigos son otro obstáculo con el que la familia se debe enfrentar en estos tiempos. Cada uno de los hijos quiere festejar con su grupo de pares, de esta manera son muchos los adultos que ven como su familia se disgrega ni bien pasada la medianoche.

Hay a quienes esta situación no les molesta y están de acuerdo con que cada uno celebre a su manera. Sin embargo, para otros es la única alternativa que les queda, pues sienten que no pueden retener a sus hijos en el seno del hogar.

Transar con los adolescentes no es tarea fácil, pero se puede lograr. Motivarlos a pasar la noche de navidad con sus familias, festejando una fiesta que por sobre todas las cosas es un momento familiar, es tarea de los padres.

Cuando los hijos se sienten contenidos y felices dentro del hogar, cuando navidad tiene un sello propio en cada familia, son ellos mismos los que van a preferir pasar esa noche junto a sus padres y hermanos.

Por este motivo la tarea de cada familia es descubrir qué sentido queremos darle a esta fecha. Para los católicos será el nacimiento de Jesús, y la misa se convertirá en el lugar de reunión de esa noche, pero la navidad hoy en día no es propia de una religión. Para quienes no comparten las celebraciones católicas esta fecha puede ser vista como una buena instancia para reencontrase en familia y redescubrir entre todos cuál es el motivo que los tiene sentados juntos alrededor de una cena especial.

Más sobre Adolescencia

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X