Resultados PSU: Mujeres alertan sobre la brecha de género presente en la educación

Un grupo de mujeres pidió que se incluyan políticas de género en la reforma a la educación.

Guía de: Adolescencia

Este 2016 hubo 163 puntajes nacionales, según los datos entregados por el Departamento de Evaluación, Medición y Registro Educacional (Demre), indicó que la mayor parte se concentró en Matemática con 116 puntajes, seguido de Ciencias con 39, Lenguaje con 5, y tan solo 2 en Ciencias Sociales.

Sin embargo, uno de los datos que más impactó fue la brecha de género: solo 44 mujeres obtuvieron el máximo de puntajes, lo que viene a confirmar la diferencia en la educación de hombres y mujeres.

Como consecuencia de esto, y de otros demoledores datos como los resultados de las pruebas PISA y TIMSS, un grupo de mujeres presentó una carta al Ministerio de Educación para exigir que las políticas de género sean un punto fundamental de la reforma a la educación.

psu-2

El grupo compuesto por la Presidenta FEUC, Sofía Barahona, la activista Javiera Parada, Mirentxu Anaya de Educación 2020, la economista Claudia Sanhueza y la Presidenta del Colegio de Periodistas, Javiera Olivares y firmada además por Laura Albornoz, Roxana Pey y Alejandra Sepúlveda de ComunidadMujer, entre otras, denuncia que, pese a que en indicadores como las notas de enseñanza media las mujeres tienden a tener mejores resultados que los hombres, la PSU y el sistema educacional en general las discrimina, tal como concluyen las pruebas PISA y TIMSS.

Para la presidenta de la Universidad Católica, “la PSU es una prueba que en general, parece medir dos cosas, el colegio del cual salen los estudiantes y si son hombres o mujeres. En este último aspecto, tristemente reproduce además algo que viene de mucho más atrás: una educación con sesgos de género que se manifiesta transversalmente en el desarrollo de las mujeres en su vida cotidiana y profesional”.

En la carta, además, se sostiene que “si como sociedad queremos avanzar en igualdad de derechos, resulta fundamental que estas problemáticas sean abordadas tanto desde el Estado como desde la sociedad civil, sobre todo cuando ambos sectores aspiran a tener un rol preponderante en un modelo educativo más justo. Urge también que las brechas de género no queden ausentes del debate sobre nuestro sistema de educación superior, donde vemos que un cambio a los métodos de admisión sigue siendo un punto pendiente en la agenda política”.

Para las firmantes, resulta fundamental erradicar los estereotipos que surgen desde la educación inicial, y que repercuten en el aumento de las brechas en las pruebas estandarizadas durante la educación básica y media. Para eso, proponen un cambio en las prácticas docentes del día a día, la incorporación de métodos educativos innovadores e inclusivos; y la reflexión desde la educación inicial sobre las desigualdades de género en la sala de clases. A nivel de admisión, plantean que es necesaria la revisión y evaluación de mecanismos multidimensionales, que contribuyan a una mayor igualdad de género.

Más sobre Adolescencia

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X