Sedentarismo Adolescente: Enemigo silencioso

Los índices de obesidad han aumentado en la última década; cada vez es más común ver a niños y adolescentes en evidente sobrepeso. La falta de actividad física es uno de los detonantes.

Guía de: Adolescencia

El sedentarismo adolescente es un fenómeno multicausal que tiene sus orígenes en diferentes vicios y dificultades sociales, que al día de hoy, nos han llevado a elevar por sobre el 20% los índices de obesidad escolar, según cifras de JUNAEB. Estos números ubican a los chilenos entre los top ten de la gordura.

Entre los factores que indican el alza considerable de peso en la población, la nutricionista Mirta Crovetto señala en un artículo para la Biblioteca del Congreso Nacional, que el incremento en el nivel económico de un sector de la población trajo como consecuencia un mayor acceso a un nuevo mercado alimenticio.

Sedentarismo

Foto: Alex Valdés, El Mercurio

Por diversos factores, el deporte ha sido dejado de lado y los videojuegos o la televisión se han apoderado del tiempo libre de los jóvenes.

El elevado consumo de comida “chatarra” trae como consecuencia directa un deterioro nutricional de la dieta, si este consumo es reiterado en el tiempo, los índices de colesterol y cantidad de grasa en el cuerpo, se elevan considerablemente.

No sólo la mala alimentación produce obesidad. Un tema de verdadera preocupación para la sociedad actual, es el sedentarismo al que cada vez desde más pequeños estamos acostumbrados. La falta de una rutina deportiva y el poco compromiso social y familiar para con el deporte, son una nefasta combinación para nuestra salud.

El retraimiento familiar al interior de la casa, principalmente por motivos de seguridad, ha convertido a los hogares en verdaderos enemigos de la actividad física favoreciendo el sedentarismo adolescente. Computadoras, consolas de juego, celulares con conexión a Internet y reducción de los metros cuadrados de las viviendas reducen diariamente las posibilidades que tienen los adolescentes de realizar actividades recreativas al aire libre.

Si a la “comodidad” del hogar le sumamos los pocos espacios comunitarios de que disponen los jóvenes para juntarse, por ejemplo a jugar a la pelota y el poco tiempo que a estos les queda, tras largas y agotadoras jornadas escolares, el resultado parece obvio: los púberes y niños prefieren estar “jugando” en sus casas, y los padres se sientes seguros con esa decisión.

Consecuencias del Sedentarismo

Más allá de las escalofriantes cifras que nos categorizan como un país de obesos, el problema del sedentarismo y la obesidad es que atentan directamente contra la salud, siendo los problemas asociados al sobrepeso, la primera causa de muerte a nivel mundial (OMS).

Las políticas sociales destinadas a la juventud, gastan largo tiempo y gran cantidad de recursos en programas de control de drogas y antidelincuencia. Escribimos, hasta yo misma lo hago, extensos artículos e investigaciones respecto del daño irremediable del tabaco en el organismo, pero ¿qué pasa con esta conducta que atraviesa a miles y miles de chilenos?.

Con esto no planteo que no se deban hacer campañas para otros problemas sociales que aquejan a la juventud, sino más bien la necesidad urgente de ocuparse por situaciones cotidianas, que a la larga resultan más dañinas que las fiestas y, que incluso el consumo moderado de alcohol.

Sedentarismo

Foto: AP

El sedentarismo hace necesario cuidar nuestros hábitos alimenticios.

Se hace imperante poner atención en las conductas alimentarias de la familia, disminuir la ingesta de hidratos de carbono, por más rápidos de preparar y gustosos que sean para los niños y adolescentes. Promover la actividad física, reemplazar las largas horas frente a consolas o computadores e incentivar el juego al aire libre.

Además de exigir, en caso de que no exista, o elegir actividades extracurriculares deportivas para sus hijos. Con los índices actuales, se hace más necesario que los chicos practiquen un deporte a que refuercen algún ramo con el que no les está yendo como esperamos.

Combatir al sedentarismo es problema de todos y promover la actividad física un deber de cada familia, y por supuesto de las políticas sociales que nos rigen. A no esperar sentados comiendo por un cambio, hagámoslo caminando.

Más sobre Adolescencia

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X