Segregación escolar: Uno de los graves problemas de la educación chilena

Para Paul Preciado lo importante es lograr cambiar los ejes con los que se diseña la "inclusión", logrando un nuevo paradigma en la educación.

Guía de: Adolescencia

A días que se inicie un nuevo año escolar, en España el filósofo especialista en temas de género Paul Preciado habló sobre la reconstrucción de la violencia y de la subordinación de género, apuntando al colegio como una de las instituciones claves en su reproducción.

El investigador aseguró que “aún se tiene una visión idealizada de la escuela como un espacio para el aprendizaje de los niños, como si fuera realmente un espacio de libertad. No se trata simplemente de que el colegio reproduzca conductas homófobas, transfóbicas o estereotipos machistas, sino que es una de las instituciones claves donde se lleva a cabo el proceso de normalización de género o de sexualidad. Y éste es un proceso violento. Curiosamente dos de los espacios más violentos, el doméstico y el colegio, son aquellos que están más idealizados en nuestro imaginario como espacios de protección de la infancia”.

Preciado llamó a desmitificar estos escenarios que, ya desde la década del sesenta, han sido sindicados por grupos feministas por la violencia inherente en la que se desenvuelven.

segregación-escolar

Así, pone en el centro de sus críticas lo que llama la “crisis del colegio”, apuntando que la irrupción mundial del neoliberalismo, además, lo despojó de sus fundamentos públicos, vinculados con la regulación estatal: “Necesitamos un colegio más abierto a la crítica, porque ¿qué significa una pedagogía que no acepta la crítica?”

Si bien el filósofo se remite a la realidad española, sus planteamientos revelan una corriente de pensamiento mundial. En otras latitudes, incluso en Chile, hay investigadores que sostienen la necesidad de repensar el concepto de educación.

En 2014, la prueba PISA – que mide los conocimientos de los estudiantes de los países OCDE- reveló que nuestro país tiene el sistema de educación más segregado y privatizado del grupo, donde el 87% de las familias chilenas solo consideran “escuelas frecuentadas por alumnos con características socioeconómicas similares”.

En otro estudio, elaborado por Raquel Flores, doctora en Ciencias de la Educación de la Universidad Católica de Chile, la autora trabajó en la violencia de género en la escuela: sus efectos en la identidad, autoestima y en el proyecto de vida.

Así, sostiene que “el contexto escolar constituye uno de los espacios que más poderosamente influye en la construcción de la identidad personal de hombres y mujeres, y de su futuro proyecto de vida”. Por eso, plantea que “en el campo de las interacciones en la escuela, ésta debe ser vista como una agencia socializadora, compleja y dinámica, en la que conviven en tensión representaciones de género diversas; como un ámbito de lucha, de resistencia y de creación de normativas, de valores y de prácticas legítimas, normales y transgresoras”.

Por eso, el llamado de la autora es a que el sistema educacional responda a ser un instrumento que garantice la igualdad de oportunidades.

En la entrevista, en España, Preciado reconoce haber sido víctima de esta inequidad. Toda vez que el sufrió violencia al haber sido una niña transexual. Así, el llamado que hace es a “cuestionar la norma heterocentrada y machista del colegio que hace que toda disidencia de género y sexual sea percibida como patológica”.

Más sobre Adolescencia

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X