Un año de la muerte de Fernando Baéz golpeado por jóvenes rugbistas, ¿Cómo se explica la influencia de los pares en la delincuencia adolescente?

El crimen conmocionó a Argentina.

Guía de: Adolescencia

Gran conmoción causó en Argentina y en nuestro país la muerte de un joven turista brutalmente golpeado y asesinado por 11 jóvenes rugbistas en enero pasado a la salida de un club en un balneario al sur de Buenos Aires.

baez-2

 

El grupo de jóvenes eran amigos íntimos y practicaban rugby hace años, incluso la novia de uno de los implicados comentaba conocer y haber salido con muchos de los aprehendidos, según detalla el conocido diario El Clarín.

A raíz de esto, cabe preguntarse cómo se explica que ninguno de los 11 detenidos impidió al resto de cometer este ilícito y que aún se mantengan unidos al punto de querer ser defendidos por el mismo abogado, aunque los videos ya muestran que hay algunos identificados como autores de causarle la muerte con las últimas patadas al joven turista.

Para comprender esto, hace sentido tomar en cuenta la relevancia de los pares en la adolescencia, grupo etario dentro de los que podemos ubicar a los 11 jóvenes de entre 19 y 21 años detenidos actualmente. Ya que, según el concepto de adolescencia tardía, comprende de los 15 a los 21 años.

Manuela Schioppa, Magíster de la Universidad de Lausana, Suiza, explica que la influencia del grupo de pares en la implicación de adolescentes y jóvenes en la delincuencia es determinante en que se lleven a cabo este tipo de ilícitos.

Para la autora, el adagio “dime con quien andas y te diré quién eres” se aplica y explica correctamente la influencia que puede tener en un individuo las personas que éste frecuenta.

En especial, porque, aún a los 19 años, nuestros jóvenes se encuentran buscando su identidad, sentirse parte del grupo y ser estimados dentro de este, lo que conlleva la valoración de nuevas normas que pueden desviarse hacia el delito.

A través de su investigación, Schioppa concluyó que, si bien existe una relación estadística entre el grado de delincuencia del grupo y la participación en agresiones violentas, también influye la actitud y consideración previa que tenga el adolescente frente a la violencia.

En este caso, según argumentan jóvenes argentinos para el diario El Clarín, los rugbistas implicados en el asesinato tenían fama de “quilomberos” y causantes de problemas. Asimismo, declaraciones emitidas por otros jugadores, señalaban que se acostumbra tener actitudes violentas dentro de estos equipos.

baez-1

Concordante con esto, señala Sutherland, sociólogo estadounidense y reconocido criminólogo del siglo XX, las actitudes que conducen a un adolescente o joven a la delincuencia se aprenden en el grupo de pares.

Para prevenirlo, se extrae de la misma investigación que el control de los padres es fundamental ya que el criterio es un factor protector para que los adolescentes no avancen del paso al acto.

De este modo, se considera que los padres pueden influir positivamente en las actitudes que tengan sus hijos hacia la violencia y el concepto o valoración que tengan de esta.

Ya que dicha investigación presume que, si los padres transmiten actitudes no violentas para resolver las problemáticas a sus hijos, estos

Más sobre Adolescencia

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios