Inicio » Alma »

Abrazar lo impermanente: El difícil desafío de no aferrarse y dejar que la vida fluya

Si no aceptamos esta verdad subyacente, viviremos luchando y jamás podremos tener paz.

Guía de: Alma

A veces nos empeñamos en que las cosas sean como nosotros quisiéramos que fueran. Y este aferrarse a las propias ideas, este no querer soltar y que la vida siga su curso, es lo que constituye según los maestros, el principal obstáculo para nuestro avance y nuestra felicidad.

¿Por qué? Porque todo es impermanente. Tanto el invierno como el verano tienen su belleza, pero no podremos verla, si abrazamos sólo una de las dos estaciones, y no entendemos que lo único permanente, es que todo está en constante cambio.

Abrazar

Si no aceptamos esta verdad subyacente, viviremos luchando y jamás podremos tener paz. ¿Y quién quiere vivir batallando? Mejor rendirse y fluir.

A algunos de nosotros nos es particularmente difícil el desapego, y entonces, la vida se encarga de ponernos una y otra vez frente a situaciones de apego y desapego, para que comprendamos que en nuestro interior hay una sustancia esencial que no sufre modificación y que es lo único que permanece.

En varias prácticas espirituales se reconocen algunas razones por las cuales el ser humano experimenta sufrimiento:

La primera es cuestionar la realidad, no comprenderla; la segunda, aferrarse a aquello que es transitorio; la tercera temer a los cambios; la cuarta identificarse con un yo falso (roles, personalidad) y no con un yo superior (esencia), y la quinta, tener miedo a la muerte.

Si miramos bien, todos estos principios son lo mismo y pueden resumirse en el primero y el último; no comprender la realidad y tener miedo a la muerte.

Porque apegarse es no entender que todo en la vida es pasajero, fluye, es impermanente. Es desesperarse, y no ver que todo tiene su tiempo y sus procesos,y que hay que confiar, en que para saber vivir, hay que saber morir.

Y si no, pregúntenle al día y la noche, a la noche y al día.

Más sobre Alma

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X