Inicio » Alma »

Armonízate: Velas y su conexión con los Chakras, colores y sus significados

Dado que el fuego funde y transforma la materia, las velas son grandes purificadoras y podemos usarlas para aumentar nuestro bienestar, conectándolas a nuestros chakras (centros de energía).

Guía de: Alma

La llama, en todas las tradiciones espirituales, ha sido símbolo de purificación, transmutación, iluminación y amor. Por ser imagen del Espíritu, el fuego ha sido venerado desde tiempos inmemoriales por todas las religiones. El fuego de los calderos así como el sol con sus rayos, aludió siempre a la acción fecundante y regeneradora de vida. Hoy en nuestras casas no tenemos calderos, y a veces también es difícil encender chimeneas, pero tenemos las velas.

Las velas simbolizan la relación entre el espíritu y la materia y son magníficas aliadas para armonizar nuestros hogares, pues tanto su perfume como su color, actúan estimulando nuestros sentidos. Estupendas en toda época del año, son especialmente bienvenidas en otoño e invierno.

velas

Dado que el fuego funde y transforma la materia, las velas son grandes purificadoras y podemos usarlas para aumentar nuestro bienestar, conectándolas a nuestros chakras  (centros de energía):

Para activar el primer chakra o raíz, Muladhara, encender una vela de color rojo. Nos brindará apoyo y equilibrio para salir adelante cuando “debamos cambiar nuestro lugar en el mundo”, frente a un cambio de trabajo, de ciudad, de casa.

Para el segundo chakra o sacro, Swadhistana, encender una vela de color naranja. Para cuando sintamos miedo, celos, problemas con nuestra sensualidad o sexualidad. Si nos sentimos nerviosos o con la energía baja, el naranjo traerá brisas nuevas de florecimiento y creatividad.

Para el tercer chakra o del plexo solar, Manipura, encender una vela amarilla. Servirá para fortalecer nuestra autoestima. Cuado sentimos que no podemos, o que no servimos, el amarillo mantendrá alejada esta energía negativa permitiendo que brille la luz que llevamos dentro.

Para el cuarto chakra o del corazón, Anahata, encender una vela verde. Si tienes taquicardias, depresión o penas de amor, conéctate con la energía del Amor Universal.

Para el quinto chakra o de la garganta, Vishuda, prende una vela color turquesa; sentirás efectos positivos sobre toda la zona de la tiroides y tu comunicación mejorará. La energía de esta vela actúa sobre todo aquello que no decimos y nos enferma, y también sobre lo que decimos y nos hace mal. Nos ayuda a encontrar la “forma de decir” sin hacer daño al otro ni a nosotros mismos.

Para el sexto chakra o del tercer ojo, Ajna, encender una vela morada. Nos ayudará a potenciar el canal de la intuición y del discernimiento. Para problemas visuales y situaciones en que debamos tomar decisiones con claridad, su vibración traerá paz espiritual y tranquilidad.

Para el séptimo chakra o de la coronilla, Sahasrara, encender una vela color dorada. Para la meditación y la transmutación de la energía. Para perdonar y ser perdonados. Para dejarnos guiar por nuestro ser superior.

Por último, las velas blancas las dejamos para hacer sagrado lo cotidiano, invocando al Gran  Espíritu que vive en todas las cosas, para  acceder a estados profundos de oración.

Más sobre Alma

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X