Inicio » Alma »

Confiar en el camino: Luces para entender por qué pasan las cosas

Todas, -y digo todas- , incluso aquellas dolorosas situaciones que acontecen en nuestras vidas son perfectas, porque son parte del proceso.

Guía de: Alma

Hay dos verdades espirituales que si atendemos con amor, pueden convertirse en faros en el camino.

La primera dice que todo lo que nos sucede es la única cosa que podría haber sucedido.

Y es que nada, absolutamente nada de lo que ocurre en nuestras vidas, podría haber sido de otra manera. Te preguntarás: ¿Y si hubiese estudiado otra cosa? ¿o me hubiera quedado en ese país cuando tuve la oportunidad? ¿y si no hubiese terminado con esa relación? Sería otra vida, no la tuya, porque ni siquiera el detalle más insignificante está puesto al azar en el intrincado y perfecto tejido de la existencia.

Confiar camino

Foto: Internet

Lo que nos sucede es lo único que puede sucedernos, y si ha ocurrido es para nuestro aprendizaje y más alta evolución. Todas, -y digo todas- , incluso aquellas dolorosas situaciones que acontecen en nuestras vidas son perfectas, porque son parte del proceso, un tramo imprescindible en el camino, aún cuando nuestro ego no lo pueda ver ni menos lo quiera aceptar.

La segunda verdad dice que la persona que llega es la persona correcta.

Nada -y nuevamente nada- existe en la ley del accidente, y nadie que llegue a tu vida lo ha hecho por casualidad.

Todas las personas cercanas están ahí para ayudarnos a aprender y a caminar. Todos somos alumnos y maestros, los unos de los otros. Y esto aplica con mayor fuerza en el tema de las parejas. A la chica intensa le ponen al lado al muchacho indeciso. Para que ella aprenda a desapegarse, y él, a involucrarse Y así, ambos crezcan y evolucionen.

Muy sencillo, nada simple.

Y es que nuestra esencia nunca se pierde. En orden divino, justicia divina y amor divino.

Más sobre Alma

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X