Inicio » Alma »

Contra los copiones de Internet: Simplemente no al Copy-Paste

Hay mucho tiempo y dedicación detrás de un texto bien escrito.

Guía de: Alma

Escribe una chica que conozco en facebook: “Sorprendida de ver mis textos en otras webs. Supongo que he de sentirme anónimamente orgullosa”

Qué evolucionada, respondo en su muro. Y agrego: yo estaría furiosa.

contra-copiones

Sobre todo, porque ya viví varias veces esa experiencia. La más emblemática fue una, en que hace un par de años, tomaron un texto de mi web Haciendo Sagrado lo Cotidiano, y no se dieron el trabajo de cambiar ni una sola coma antes de colgarlo en otro blog. Cuando increpé a la usurpadora, me dio los créditos en letra chica tipo contrato de Isapre, no sin dejar de enviar como respuesta a mi legítimo reclamo, tres textos sobre el ego, que, según ella, yo debía leer.

Hay gente muy caradura. No existe alcantarilla lo suficientemente honda para mandar a esta cáfila que se presenta como espiritual, esotérica, -muchas bendiciones, mucho somos uno-, pero ni siquiera sabe lo que eso significa si no es capaz de tener respeto por el trabajo de otro.

Hay mucho tiempo y dedicación detrás de un texto bien escrito. Hay que tener una idea y desarrollarla, hay que cultivar una línea editorial, un estilo, tener un sello antes de sentarse a redactar, corregir, editar, redondear. Pero claro, en la era de la espiritualidad de microondas, en el ciberespacio sólo es copiar y pegar. ¿Apretar el botón de compartir en facebook? ¡Para qué vamos a fomentar el ego de quién escribe! Mejor “tomo” (eufemismo de robo) la frase que me gustó, le cambio la foto, y voilá! hecho está!

¿Cuál es la diferencia entre la honestidad y la deshonestidad? Que el primer caminante hace el camino largo; el segundo, el corto.Y eso, a la larga, se nota.

“No me gusta apuntar con el dedo”, argumenta otra chica que entra al debate “… cada uno está en el escalón que está no más. Unos más arriba, otros más abajo… siempre será así.”, insiste. A lo que mi espada justiciera responde: De acuerdo, pero para todos los escalones un consejo: Respete la fuente. Cite al autor del texto. Si sabe quién tomo la foto, indíquelo. Si conoce al artista de la ilustración, menciónelo.

Si te copian es porque eres un referente, me dicen dulcemente algunos que me quieren, deberías estar contenta.

El Vesubio se aplaca con dos buenas noticias: la primera es, como dice una de mis hermagas del alma, que los creativos tenemos más amor propio que los copiones;  la segunda, la repite hace años mi maestro:si nos copian,¡qué más da! ¡ inventamos algo nuevo!. ¡Para eso nos sobra creatividad!

Más sobre Alma

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X