Inicio » Alma »

Fluir es confiar en la impermanencia de la vida

Cuando logramos conectar con nuestro ser superior y soltar, podemos fluir.

Guía de: Alma

subiendo“Solamente en las regiones del mayor terror, puede encontrarse el tesoro escondido”

(Sallie Nichols, Jung y el Tarot)

Crecer cuesta, hacernos adultos y soltar lo que no fue, cómo duele. 
A los seres humanos no nos gustan los cambios, y la mayoría de las veces, estamos tan intoxicados de ego, que nos resistimos y nos aferramos a lo que creemos mejor para nosotros, cayendo redonditos en el infierno, bien amarrados a nuestros apegos.

Cuando logramos, en cambio, conectar con nuestro ser superior y soltar sentimientos que nos mantienen atados a situaciones que hace rato cambiaron, podemos fluir. Y fluir es confiar en la impermanencia de la vida, cultivando la paz.
Henry Nowen, escritor de espiritualidad, escribió un diario durante uno de los periodos más difíciles de su vida. Lo mantuvo oculto durante varios años, hasta que decidió darlo a luz para compartir su dolor y sufrimiento con otras personas que pudieran estar viviendo una crisis como él.
En la página 67 , de La voz interior del amor, puede leerse: “Debes reconocer quién eres y afianzar esa conquista personal. Tienes que querer vivir tu soledad, la realidad de tu ser inacabado, tu falta de encarnación total, pero exenta de todo miedo, y confiar en que Dios te brindará las personas que te ayuden a hacerte ver la verdad de lo que eres.”
Desde la angustia a la libertad, ¿dónde está ese hueco en tu vida que hoy debes llenar con luz?
 

Más sobre Alma

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X