Inicio » Alma »

La “kundalini de la tierra” se asienta con fuerza en Chile: Propicia el despertar espiritual

Cada trece mil años, la kundalini de la tierra, se mueve en las profundidades telúricas para relocalizarse geográficamente. El último desplazamiento se ha dado desde el Tíbet a los Andes.

Guía de: Alma

Escrito por Drunvalo Melchizedek, descendiente de Machiventa Melchizedek, el príncipe planetario del libro de Urantia, Serpiente de luz es una joya que condensa las sagradas ceremonias que, reconectando con la sabiduría ancestral, se han celebrado en diversos puntos del planeta, en los últimos treinta años, por la salvación de la humanidad.

Serpiente de Luz

Cada trece mil años, la luz animada del mundo, la kundalini de la tierra, una energía atávica en forma de serpiente, se mueve en las profundidades telúricas para relocalizarse geográficamente, propiciando el despertar espiritual de la gente. El último desplazamiento se ha dado desde el Tíbet a los Andes, en las altas montañas del norte de Chile, produciéndose el arribo en el año 2002.

Según se relata en el libro, cuando se hundió la Atlántida, comenzó el período de oscuridad. No obstante, algunos de los sacerdotes atlantes habrían llegado a la costa de la península de Yucatán, en México, lo que hoy conocemos como el lugar de los Mayas, quienes, junto a otros pueblos indígenas, comunicaron la profecía: el 21 de diciembre de 2012, se completaría la precesión de los equinoccios, dándose comienzo a un nuevo ciclo.

El secreto de este nuevo amanecer es el del Amor Incondicional, lo único que nos recordará quienes somos realmente: hijos de un linaje divino.

En el capítulo 22, página 33, se dice: “Cuando nosotros, los seres humanos, comencemos a darnos cuenta de quienes somos realmente, los verdaderos Hijos e Hijas de Dios, la conciencia que creó todo lo que existe, sólo entonces la humanidad y Dios serán uno solo en la mente, el corazón y el cuerpo y se levantará el velo de sopor”.

Es la energía kundalini de la tierra la que está acelerando nuestro despertar.

Para ser capaces de trascender este mundo y ascender a niveles superiores de conciencia. Que así sea.

Drunvalo Melchizedek. Serpiente de Luz. Arkano Books, 2008.

Más sobre Alma

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X