Inicio » Amor » Equipo

Estudio: Hombres que pagan por sexo sólo buscan amor

Un estudio revela que no es extraño que los hombres se enamoren de una mujer a quien le pagaron para tener sexo.

Todas quedamos enamoradas de Richard Gere en la película “Pretty Woman” cuando se enamoró de una prostituta, el personaje que interpretaba la guapa Julia Roberts.

Sin embargo, últimos estudios revelan que no es extraño que los hombres se enamoren de una mujer a quien le pagaron para tener sexo. ¿Y saben por qué? Porque acuden a los servicios sexuales buscando una relación sentimental.

Foto: Guioteca

Un ejemplo clásico de que los hombres que pagan por sexo sólo buscan amor es "Pretty Woman".

La investigación indica que alrededor de un tercio de los hombres que pagan por sexo, desean algo más, como una relación sentimental con las trabajadoras sexuales. Los autores de este estudio, el profesor de sociología de la Universidad George Washington, Ronald Weitzer, y la sexóloga Christine Milrod, se basaron en miles de comentarios recopilados entre 2006 y 2011 en un foro, donde “los clientes” y “las acompañantes” compartían sus experiencias. La conclusión: “Algunos hombres creen que realmente pueden comprar el amor”.

El artículo que fue publicado en la revista “Men and Masculinities”, mostró que “los clientes regulares de las trabajadoras sexuales, a menudo llegan a experimentar un sentimiento de profundo afecto, lo cual puede desencadenar en una auténtica historia de amor”.

En la investigación, se analizó las emociones y motivaciones “de las dos partes involucradas en el trueque”, y recoge confesiones sinceras de un deseo más que la satisfacción física: “Me encanta el sexo, pero hace poco me di cuenta que lo hago por más que sexo. Lo hago por cariño, cercanía y conexión emocional”, comentó una de las personas que participó en el estudio.

Cambios en servicios sexuales

Weitzer y Milrod, señalaron que últimamente se observan cambios en la forma de los servicios sexuales, con una creciente popularidad de la llamada “experiencia de novia”, en el que la relación entre el cliente y su acompañante se convierte “a propósito” en algo natural.

En esta experiencia, “el sexo sigue siendo parte del servicio, pero están presentes también el compartimiento mutuo, apoyo y compañerismo”. “Las relaciones sexuales no son las únicas razones por las que los hombres (de este estudio) contrataron los servicios de sus acompañantes, acudieron a esta práctica también con el deseo de encontrar a alguien para simplemente mantener conversación”, señala Milrod. Lo mismo que hizo Richard Gere.

Los autores aclaran que también existen casos de “falsificación” de la intimidad, advirtiendo que no se dejen engañar por las falsas afirmaciones de amor. “Negarán todo cuando ya no sea útil para ellos”, afirmó una chica en el blog.

Más sobre Amor

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X