El dramático papiro escrito por centurión romano antes de morir en batalla que impulsó histórica construcción

El documento fue redactado por Titus Ursus en un bosque de Caledonia, en el año 120.

Guía de: Archivos de la Historia

La invasión romana de las islas británicas, en la parte que hoy comprende a Inglaterra y Escocia, fue un esfuerzo militar y político del Imperio Romano para proyectar su poder en la zona del Atlántico nororiental. Tras unas invasiones preliminares de pequeña escala en tiempos de Julio César,​ los romanos invadieron finalmente Britania en el año 43.

Ilustración que muestra una batalla entre legionarios romanos y bárbaros britanos.

Ilustración que muestra una batalla entre legionarios romanos y bárbaros britanos.

En las décadas siguientes, el avance romano llevaría a sus legiones hacia el norte, alcanzando el centro de Caledonia, aunque ​las tribus celtas que había en la Escocia y el norte de Inglaterra actuales se sublevarían repetidamente contra los invasores, lo que obligó a los romanos a establecer dos bases militares en Britania para protegerse de las sublevaciones y las incursiones desde el norte.

En el año 120, en el norte de Gran Bretaña, en un bosque de Caledonia (la actual escocia), los romanos encontraron parte de un papiro escrito por el centurión Titus Ursus. Fue llevado a Roma, donde fue presentado al emperador. Dos años más tarde, el emperador Adriano ordenó la construcción del famoso muro que llevaría su nombre, y que dividía a la Britania dominada por los romanos y aquella que todavía era insumisa.
395557392_306843955534903_5576772952901059684_n

El papiro decía lo siguiente:

“Escrito por Tito Ursus, Primus pilus de la Legión Hispana, en el tercer año del reinado de Adriano (* 120 d.C.). Este será probablemente el último papiro y la última entrada de mi diario. Nuestra legión fue emboscada en un reino salvaje llamado Caledonia Bosque y casi completamente destruido. La mitad de mi primera cohorte es todo lo que queda de la legión. Fuimos conducidos al pantano y probablemente moriremos aquí luchando valientemente hasta el final en nombre de Roma y el emperador. Fuimos atacados por una banda demoníaca. de bárbaros pictos. Parecían más fieras que hombres. Algunos iban vestidos con pieles de animales, pintados con extraños signos rúnicos… otros parecían fieras de dos patas. ¡Nos separaban como si estuviéramos hechos de papel! Vi a nuestros legados y a mis hermanos de armas siendo desmembrados vivos, no olvidaré sus gritos. Los bárbaros nos atacaron desapercibidos, rápidos y con furia salvaje, luego desaparecieron en la niebla. Especialmente de noche. Nuestros escudos, espadas y armaduras eran inútiles aquí. . Parece que el enemigo al que nos enfrentamos es la antigua ira de algunos de los dioses oscuros que hemos despertado. Nunca deberíamos atacar a estos países. Escucho aullidos demoníacos, ¡ya vienen! ¡Están viniendo!”

Más sobre Archivos de la Historia

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios