La División Maullido: El ejército de gatos que salvó a una ciudad durante la 2da Guerra Mundial

Durante la Segunda Guerra Mundial. en la actual San Petersburgo, se vivió uno de los hechos más insólitos de la Segunda Guerra Mundial.

Guía de: Archivos de la Historia

Durante la Operación Barbarroja, en los primeros años de la Segunda Guerra Mundial, los alemanes, tras invadir la Unión Soviética, pusieron sitio el 8 de septiembre de 1941 a la ciudad de Leningrado –hoy San Petersburgo– durante dos años, cuatro meses y diecinueve días, lo que no sólo causó la muerte de más de millón de civiles por enfermedades o por hambre, sino que también trajo aparejada una verdadera invasión de ratas por toda la ciudad, que habían comenzaron a asaltar las escasas provisiones locales, pese a que tenían alimento en abundancia gracias a los muertos y moribundos que abundaban en las calles.

LCGAIN2U6JNDNDRGWUI6ETRMSY

Las ratas habían proliferado sobre todo gracias a la ausencia de gatos en la ciudad, que habían servido de alimento -junto a los perros- de alimento para los desesperados habitantes de Leningrado, algunos de los cuales incluso debieron recurrir al canibalismo para sobrevivir.

Cuando el Ejército Rojo logró abrir un corredor hacia la ciudad en el invierno de 1943-44, lo primero que se hizo, aparte de llevar alimentos y medicamentos a Leningrado, fue llevar cuatro vagones, provenientes de las ciudades de Yaroslavl, Tyumen, Irkutsk y Omsk (las tres últimas en Siberia), con cinco mil gatos de raza siberiana para que controlaran la plaga de roedores. Fue lo que la historia conocería como la División Maullido.

gatos-leningrado-1

Para tener bien dispuestos a los felinos para el cumplimiento de su importante misión, los cinco mil gatos siberianos no fueron alimentados durante los varios días que duró el viaje. Una vez que llegaron a Leningrado, los gatos fueron distribuidos entre los distritos más afectados por la plaga de ratas, incluyendo almacenes, museos, bibliotecas, palacios y hospitales. También fueron entregados a familias para su cuidado.

En cuestión de pocas semanas, la División Maullido realizó un espléndido trabajo. La infestación de ratas fue frenada y, poco a poco, fue eliminada de Leningrado. La labor desarrollada por los gatos resultaría fundamental, salvando el patrimonio de la ciudad y las vidas de sus habitantes, al evitar la proliferación de enfermedades diseminadas por los roedores.
6480f6a529dbd934a879a5c8

Hoy, en San Peterseburgo, pueden admirarse dos esculturas que conmemoran la labor realizada por los felinos rusos de la División Maullido. Se trata de dos figuras de gatos -en honor al gato Yeliséi y la gata Vasilisa- emplazados en la calle Malaya Sadovaya y en la cornisa del edificio número 3 de la ciudad.

5f800b2c15e9f97253608ef0
La ciudad siberiana de Tyumen, en tanto, una de las principales proveedoras de los gatos de la División Maullido, alberga en una de sus cuadras la Plaza de los Gatos Siberianos, en la que se encuentran 12 esculturas de gatos en hierro fundido recubiertos con una pintura dorada.

Más sobre Archivos de la Historia

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios