Napoleón dividía a sus soldados en cuatro tipos de personas: Las razones de esta estrategia

El Gran Corso evitaba características que pudieran llevar a un ejército a la ruina.

Guía de: Archivos de la Historia

Napoleón Bonaparte (1769-1821), genial militar y consumado estadista que en calidad de Primer Cónsul (1799-1804) y Emperador de Francia (1804-1814) se convirtió en amo y señor de Europa durante tres lustros, se destacó en su vida pública por su preclara inteligencia, habilidad estratégica y capacidad de liderazgo, que hicieron del país galo la potencia europea más temible de la historia moderna.
Napoleón-Bonaparte-07

Se cuenta que Napoleón Bonaparte, quien se preciaba de conocer muy bien a lo seres humanos, clasificó a sus soldados en cuatro tipos de personas:

1. Los inteligentes con iniciativa;
2. El inteligente sin iniciativa;
3. El ignorante sin iniciativa y
4. Los ignorantes con iniciativa.

Pintura que muestra a Napoleón conduciendo a sus tropas.

Pintura que muestra a Napoleón conduciendo a sus tropas.

En virtud de estas habilidades y carencias, el Gran Corso les asignó a estos cuatro tipos de soldados responsabilidades diferentes. A los soldados inteligentes con iniciativa, Napoleón les dio funciones de comandantes como generales y estrategas, mientras que a los inteligentes sin iniciativa, Napoleón les asignó cargos oficiales, de modo que recibieran órdenes superiores para cumplirlas con diligencia.

A los ignorantes sin iniciativa, en tanto, Napoleón los puso al frente en las batallas, para que fueran “carne de cañón”, mientras que a la gente ignorante con iniciativa, Napoleón no los quería cerca de sus ejércitos, pues aducía que un ignorante con iniciativa hace lo que no debe, dice lo que no debe, se enreda con quien no debe, arruina todo lo que toca, y luego se excusa diciendo que no sabía lo que hacía.

Más sobre Archivos de la Historia

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios