Argentinos rompen cuarentena: Grupos de alto riesgo se aglomeran en las calles

Una serie de medidas desacertadas del gobierno de Alberto Fernández han desbaratado la cuarentena nacional.

Guía de: Argentina

EUrzECfU4AA2Qev

Contra todas las recomendaciones de los expertos y el sentido común, medidas oficiales hicieron congregar a sectores de alto riesgo en las puertas de las entidades bancarias.

Decenas de miles de jubilados, pensionados y personas que reciben ayuda estatal, se congregaron desde anoche a la intemperie en las puertas de las entidades bancarias para hacerse de sus bonos o ayuda estatal. La insólita circunstancia se da en medio de la pandemia Covid-19 / Coronavirus y se produjo por la orden oficial de pagar haberes jubilatorios y apoyos gubernamentales el mismo día, luego de 15 días sin que los bancos atiendan al público.

La situación se agravó por la decisión sindical bancaria de no permitir a sus afiliados desempeñar tareas durante la cuarentena, salvo aquellos empleados que se ofrezcan voluntariamente. Las consecuencias de la improvisación oficial y sindical ha sido calificada como “bomba biológica”, cuyas consecuencias se verán en las próximas semanas.

Adiós, cuarentena nacional

Desde las primeras horas de la noche de ayer, decenas de ancianos y beneficiarios de planes sociales se agolpaban en las puertas de las entidades bancarias. Sin sanitarios químicos ni atención de algún tipo durante toda la noche, las filas de personas se fueron extendiendo por cuadras y cuadras.

El motivo, más allá de la disposición oficial de realizar el pago conjunto luego de 15 días sin que los bancos funcionaran al público, es que quedaba un solo día antes del fin de semana. Son sectores que dependen de ese escaso ingreso para cubrir sus necesidades básicas.

Es así que quedó expuesto a los fríos 10ºC de la madrugada el grupo de mayor riesgo epidemiológico; ancianos mayores de 60 años con patologías preexistentes. Las imágenes de ambos vídeos que acompañan esta nota son elocuentes.

Disculpas y peleas

Se estima que el esfuerzo general de mantener la cuarentena nacional, aún perdiendo el trabajo, dinero y con deudas crecientes para amplios sectores de la sociedad, se borró definitivamente entre la noche de ayer y el día de hoy. Al mediodía el clamor e indignación general pareciera que llegó a los funcionarios de gobierno. Anunciaron que los bancos abrirían el sábado y domingo para poder atender a todos los beneficiarios.

Sin embargo, se conoce que algunas entidades bancarias entregaron 200 números para el día siguiente, nada más. Dejando afuera de la atención a un número no estimado de personas. Se informa de acusaciones cruzadas entre funcionarios y sindicalistas respecto de las responsabilidades de cada uno en el desastre biológico.

 

Más sobre Argentina

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios