Crisis argentina: Provincias quieren imprimir su propia moneda

Algunas apresuran la emisión de bonos para pagar salarios y proveedores. La Rioja, fue la primera.

Guía de: Argentina

Captura desde 2024-02-13 12-21-05

Gobernador de La Rioja, Ricardo Quintela.

El gobernador de la provincia de La Rioja, Ricardo Quintela, llamó en enero 2024 a sesiones extraordinarias en la legislatura provincial para lanzar una cuasi moneda que servirá —afirmó— “para pagar parte de los salarios” de los empleados estatales, proveedores y otros gastos. Otras provincias exploran el mismo mecanismo ante el cierre de envío de fondos discrecionales desde el Poder Ejecutivo.

Posteriormente, la legislatura provincial, con mayoría del gobernador, aprobó el proyecto de ley. El Bono de Consolidación de Deuda (BOCADE) cuyo sobrenombre popular será “Chacho”, apodo del caudillo riojano Ángel Vicente Peñaloza, también venerado por el expresidente Carlos Saúl Menem, muy posiblemente sea moneda digital y no papel.

Captura desde 2024-02-13 13-01-50

Imagen del “Chacho”, cuasi moneda anterior que emitiera la provincia de La Rioja.

Cuál será la validez del “Chacho”

Se trata de un título respaldado por deuda pública provincial. La provincia estableció un límite de emisión de 22.500 millones de Chachos, con paridad —afirman— con el peso argentino. En realidad es una promesa de pago que en la fecha determinada se va a cobrar en moneda de curso legal al ser rescatado por el emisor.

Gustavo Galván, político provincial opositor a Quintela, expresó: “Estos bonos no generan confianza. El que los reciba lo hará por un valor mucho menor al nominal y terminarán generando una inflación extra. En principio es un 30% del salario del trabajador, pero podría ser más”.

Para terminar de degradar la iniciativa de Quintela, el Presidente Javier Milei, si bien le dio la bienvenida a las monedas provinciales, expresó claramente que el Estado no va a rescatar esos bonos. “Esta cuasi moneda no tiene respaldo legal ni jurídico, ya sea virtual o física”, concluyó.

Captura desde 2024-02-13 12-41-51

Imagen del famoso “Patacón”, la cuasi moneda que emitió la provincia de Buenos Aires durante la crisis de 2001.

Durante el período de la aguda crisis económica del 2001  al 2003, el Estado y varias provincias argentinas emitieron bonos con nombres llamativos y hasta algunos francamente jocosos: el Lecop de parte del Estado fue imitado por la provincia de Córdoba, que emitió el Lecor.  Entre Ríos emitió El Federal; Corrientes el Cecacor y Tucumán el Bocade.

Mendoza el Petrom, Misiones el Cemis, Formosa el Bocanfor y San Juan los Huarpes. Chaco, el Quebracho y Río Negro, el Petrobono. Algo menos creativas fueron las provincias de Catamarca, con el Bono Ley 4748, y Tierra del Fuego, con sus “Letras“, a secas.  Todos estos bonos tenían valores mucho menores en la práctica que los restos de la moneda de curso legal “peso argentino”.  Valores que fluctuaban de acuerdo a quién los quisiera recibir, ya que no era obligatorio. Los bancos no los aceptaban, aunque sí los entregaban.

Varios economistas señalaron la inconveniencia de recibir estos bonos fuera de las provincias emisoras al carecer de respaldo del Estado argentino. En los ámbitos provinciales será casi imperativo recibirlos por el hecho de que la elección será bono o nada.

Más sobre Argentina

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios