El misterio del Ukumar Zupai: La extraña historia sobre la muerte del supuesto “Yeti” de Los Andes

Un disparo habría terminado con la leyenda en Salta.

Guía de: Argentina

advertencia

La historia que nos llegó comienza en la oscuridad de una invernal noche del mes de julio. Dos hombres que reunían sus animales para una “señalada” al día siguiente, oyeron un muy fuerte grito o chillido proveniente del monte que cubre las empinadas laderas del cerro. Uno de ellos apuntó el haz de luz de la linterna hacia la dirección desde donde provino el grito. El haz de luz reflejó dos grandes ojos verdes que los observaban fijos desde la oscuridad.  El hombre, creyendo enfrentarse a algo sobrenatural levantó su arma y disparó. El hecho narrado con más o menos detalles ocurrió en 2010, en la selvática región de yungas del Cerro El Crestón, en la vertiente oriental de la cordillera y a 40 kilómetros de la ciudad de Metán, Salta.

El relato continúa detallando que los perros acompañantes de los dos hombres corrieron hacia donde se había desplomado el ser. Luego de unos instantes de duda los hombres también se acercaron, no sin recelo. A sus pies yacía un ser antropomorfo, cubierto de largo pelo y con dos grandes colmillos que sobresalían de su boca.  Cuando alumbraron los primeros rayos de sol del día, no tuvieron dudas. Habían cazado al Ucumar o Ukumar, ser casi mitológico que habitaría la región.

La historia recreada

La crónica del suceso estuvo a cargo de Gustavo Pardo, del diario El Tribuno, quien entrevistó a un testigo, que ofició de nexo entre los fortuitos cazadores y el periodista. El testigo no quiso dar sus nombres alegando que ellos así lo habían pedido. Solo destacó que el mayor de los hombres tenía 79 años de edad y que quien le acompañaba era su sobrino. El periodista Pardo conoció la historia a través de Martín, nombre supuesto del amigo personal de los puesteros que ultimaron a la leyenda de la región.

Martín relató a El Tribuno: “Ese sábado llegué allí y me dijeron lo que les había sucedido durante la madrugada. Entré a la casa y ahí estaba, colgado de las patas, con sus manos a un costado y extendidas hacia el piso. Les pregunté qué era y no me supieron responder. Solo me dijeron que por la oscuridad de la noche, ellos habían pensado que se trataba de un puma o un duende, porque solo le vieron esos ojos enormes verdes brillando a la luz de una linterna”.

Luego, Martín prosigue con su relato y agrega un detalle estremecedor: “El sábado a la mañana, J.S. (el puestero de 79 años) nos pidió que le cortemos la cabeza y que arrojemos lejos el cuerpo, porque no quería ser víctima de ninguna venganza”. Así lo hicieron y arrojaron los restos por un barranco.

La decisión de mutilar los restos fue para evitar la hipotética venganza del ukumar Zupai, ya que por el tamaño del ser victimizado presumían que sería una cría. Fue también por ello que Martín abandonó la idea de llevar el cuerpo hasta la ciudad de Metán. Por lo que solo atinó a tomar las fotografías que entregó a los diarios y que ilustran este artículo. Por último, afirmó que tuvo en sus manos el cuerpo del ser cazado: “Estaba cubierto de pelo corto y negro en todo el cuerpo, menos en su rostro; era algo impresionante ver el tamaño de esos incisivos”.

Selección_095El parte oficial que puso fin a las conjeturas

El 20 de octubre de 2010, el diario El Intransigente, publica el parte oficial de las autoridades en referencia al hecho y termina con el testimonio fantástico del testigo.

“Durante el día de ayer a horas 08,45 partió una comisión policial con destino al cerro El Crestón de Metán con el objetivo de corroborar la información acerca del hallazgo de un animal o especie desconocida. La misma estuvo integrada por el Segundo Jefe de Unidad Regional N.º 3 Comisario Inspector Regino Monteros, Jefe de Comisaría N.º 30 Comisario Alejandro Trobiani, Jefe de la División Criminalística Sub Comisario Olga Cruz Paz, Oficial Principal Claudio Ariel Salas de la Comisaría N.º 30, Oficial Auxiliar Daniel Raúl Acuña y Agente Padilla del Departamento Bomberos y las baqueanas Claudia y Míriam Miranda que sin su ayuda hubiera sido imposible localizar el lugar”, comienza el documento.

El parte prosigue: “La comisión arribó a horas 15,10 luego de atravesar diversos parajes entre ellos Junta de Balderrama, Peña Morada, Finca La Chacra hasta llegar a la falda del cerro El Crestón, lugar donde vive el Sr. Joaquín Sarapura y su hijo Esteban Sarapura de 10 años quienes cuidan el ganado de propiedad del Sr. Gutiérrez. En el lugar se entrevistó al señor Sarapura quien expresó que el 23 de julio del presente año, en circunstancias que se encontraban en el patio de la Finca Balderrama, fue que su hijo observó un animal de aspecto raro por lo que atinó a efectuarle un disparo en la cabeza. Una vez muerto extrajo la cabeza y el cuero arrojando el cuerpo a los ocho perros que posee en la finca”.

“El Sr. Sarapura además afirmó que el domingo siguiente al hallazgo del animal, llegó al lugar una persona de apellido Yacovilla quien tomó fotos de la cabeza del animal, expresándole en esta oportunidad que se trataría de un “ucumar” a lo que Sarapura le respondió que no, que es un mono, insistiendo Yacovilla que el “ucumar” comería a su familia expresando el entrevistado no sentir temor, sosteniendo que efectivamente se trata de un mono”. (El texto oficial desarma la versión que transmitió el testigo “Martín” a los medios de comunicación).

“La finca Balderrama se encuentra ubicada en la ladera del Cerro El Crestón, distante a 41 ½ kilómetros de la ciudad de Metán. Para llegar a la misma se realizó un trayecto de 10 kilómetros en vehículo y el resto en forma peatonal a partir del cauce de un río. El Sr. Yacovilla es hijo de una ex personal directivo del Colegio Cultural de la ciudad de Metan, de profesión comerciante y asiduo caminador de cerros de la zona, fue quien habría enviado las fotografías al diario local“.

“Todo fue informado al titular del Juzgado de Instrucción Formal 2da. Nominación Dr. Mario Dislacio, disponiendo a través de su secretario Dr. Guzmán se remita a Salta el secuestro de la especie para su estudio a través del médico veterinario de la Policía Dr. Marcelo Choque, quien realizó el examen de las muestras remitidas diagnosticando:

“Luego del análisis ANATÓMICO Y MORFOLÓGICO: Las mismas (muestras) pertenecen a un animal mamífero del ORDEN: Primates (monos), FAMILIA cebidae, Género: Cebus apella (nombre común mono caí)”.

Selección_096

Mono caí.

La leyenda del Ukumar Zupai

El mito del ucumar o ukumar Zupai, trata sobre un ser humanoide muy alto y cubierto de vello que viviría en los lugares muy escondidos de las quebradas y cuevas de las peñas, en lo profundo de la selva de Yungas en el norte argentino. Los habitantes rurales de esa región refieren de personas que tuvieron algún encuentro directo con la bestia. Afirman que es un hombre-oso, o simplemente un oso de grandes proporciones con algunos rasgos humanos. Dicen que suele emitir una especie de gemido fuerte y cortante. Se cree que sería el único oso latinoamericano: El oso de Anteojos.

Más sobre Argentina

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios