Gran serpiente puso en aprietos a policías argentinos al intentar “detenerla”

El suceso ocurrió en Chaco. Policías debieron extremar los cuidados para capturarla.

Guía de: Argentina

sin nombre-f000195

Ante un llamado de vecinos que vieron reptar una gran boa por la avenida central de Fontana, Chaco, acudió un móvil policial cuyos agentes debieron protagonizar una pequeña batalla contra el animal

¿Policía?, usted no me va a creer, pero…

Según se informó, pasadas las tres de la mañana, vecinos vieron reptar por la calle a un ejemplar de grandes dimensiones de boa curiyú o anaconda amarilla, también llamada lampalagua en el litoral argentino.

Alertada la policía provincial se hizo presente, constatando que dada la dimensión de animal sería conveniente la intervención de personal especializado. Poco después, llegó al lugar la Brigada Operativa Ambiental (BOA), paradójicamente denominada así.

Fue cuando sobrevinieron momentos de zozobra porque el animal se colocó rápidamente debajo de la patrulla policial aferrándose entre las ruedas del vehículo. Fue necesaria entonces una intensa y paciente labor de la brigada especializada para extraer a la serpiente y luego liberarla en una zona de pastizales en la zona rural.

Se trata del más grande de los boídeos argentinos, que llega a medir cuatro metros, y su peso alcanza los 30 kilogramos. Se alimenta de peces, anfibios, reptiles (pequeños yacarés), aves (garzas) y mamíferos (coipos y carpinchos) de mediano tamaño a los cuales asfixia por constricción para luego devorarlos.

Más sobre Argentina

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios