La tierra arde en Mendoza: Extraño fenómeno genera preocupación en la zona

Un incendio que quema los pies se mantiene desde hace meses en Guaymallén, Mendoza. Conozca los detalles.

Guía de: Argentina

Captura desde 2022-08-12 10-45-52

Foto: El Sol, de Mendoza.

El suelo arde en Guaymallén, Mendoza. Los habitantes del Kilómetro 8 cavan zanjas y humedecen el terreno intentando sofocar el calor que surge desde la tierra.

Algo se quema

Esta vez es en serio, no estoy mintiendo
Algo se prende fuego
Sé que muchas veces dije que el lobo venía
Pero esta vez el lobo está acá

Fragmento de Fuego, del grupo Intoxicados.

Captura desde 2022-08-12 11-16-06

Foto: Los Andes.

El diario El Sol refleja la voz de un lugareño mientras acarreaba agua en un balde tratando de apaciguar el calor del suelo: “Había un humedal acá. Uno venía y si pisaba se iba con las zapatillas llenas de barro. Ahora se hunde donde tocás y si metés mal el pie te quemás”, afirmó el hombre que vive allí desde 2013. De hecho, la quemante situación se arrastra desde hace meses y ya se extiende por un área de 11 hectáreas.

El primer foco fue descubierto en marzo. Se cree que luego del rozado de un lote quemando pastizales notaron que quedaba algo prendido. Paulatinamente, los lugareños fueron visualizando humo que salía de otros puntos de sus terrenos y tierra quemada. Como agravante de la situación, el suelo comenzó a ceder. Poco después, una niña y dos personas mayores, entre ellas, un trabajador de Defensa Civil, sufrieron quemaduras al caer en una grieta.

Circula otra versión del origen. Se afirma que cuando se vendieron los terrenos comenzaron a trabajar máquinas retroexcavadoras removiendo el suelo. Fue cuando notaron que comenzaba a salir humo del suelo.

El paisaje resulta dantesco, metáfora que se ajusta perfectamente a la situación, columnas de humo blanquecino surgen desde socavones en la tierra y el vertido de agua solo logra elevar aún más las columnas de humo y vapor de agua. En el lugar opera Defensa Civil, organismo que junto a los pobladores intentan contener el fenómeno.

Daniel Burrieza, director de Defensa Civil Mendoza, explicó al diario Mendoza Online que hasta el momento se desconoce el origen del fenómeno. El funcionario considera que una de las hipótesis posible es la modificación de la estructura del suelo. Refiere como ejemplo la quema de pastizal que “encendió” el fuego perenne. Cree que la sequía también influye en la persistencia del fenómeno. Mientras tanto, los trabajos están abocados a mitigar este efecto y enfriar las zonas afectadas.

“Hay que seguir trabajando sobre el lugar, mojando para que el fuego no avance. No podemos precisar cuándo se sofocará. El paliativo que se está usando es que los camiones de la municipalidad echen agua y vayan enfriando el terreno. Esto permite bajar la temperatura, que esa humedad llegue. No hay mucha alternativa. Esto se tiene que apagar de esa manera. Lo ideal sería enlagunar todo o que haya un diluvio, pero no es posible”, concluyó.

Turbal encendido, quizás

Guillermo Ferraris, ex coordinador del Plan Provincial de Manejo del Fuego, entrevistado por el diario El Sol, explicó que en el lugar tuvo que haber una antigua ciénaga o laguna. Esto hizo que se convirtiera en una zona de acumulación de material vegetal que se ha ido descomponiendo a lo largo de los años, es decir, que se formó una gran turbera, con la característica de arder con una combustión sin llama, o apenas.

“El problema es que muchas veces, es que si eso está con mucha profundidad, se pueden hacer cavidades, similar a un horno, con temperaturas de 800 a 1.000 ºC. Si alguien mete el pie ahí o cae dentro, la pasará mal”, destacó.  Agregó que “los incendios subterráneos no son comunes que se den, pero cuando se dan, son los más difíciles para poder extinguir y uno de los más peligrosos”, consideró.

Captura desde 2022-08-12 11-54-24

Incendio en un turbal en Ushuaia, posteriormente extinguido.

Más sobre Argentina

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios