Inicio » Artes Marciales » Equipo

Combatir en Tailandia: Una experiencia insuperable

La experiencia de subirse a un ring en la cuna del muay thai es muy distinta a combatir en otros lugares, ya que el muay thai se vive de una manera especial en la cultura thai.
Dani, antes de subir al ring

Foto: Kaimuay Chile

En Thailandia aún es difícil para una mujer dedicarse al muay thai, y no son muchos los lugares donde nos permiten subir al ring.

Subirse al ring a combatir muay thai en Tailandia es una experiencia no comparable con nada más que yo haya vivido. He combatido otras veces en Chile, y siempre ha sido enriquecedor y emocionante, pero pelear en Tailandia es insuperable. Mi vivencia personal es muy particular, sí, por el hecho de ser mujer, ya que en el ámbito del muay thai los thai son muy machistas, así que probablemente lo que un hombre podría decir al respecto sería muy distinto, y quizá escriba a futuro sobre la visión masculina de pelear allá.

Tailandia es la cuna del muay thai, y esta arte marcial tiene sus raíces muy profundas dentro de la cultura thai. Surgió hace siglos para la defensa de la nación de Siam, y hoy en día sigue tremendamente vigente su práctica, como el deporte nacional. Allá cada día de la semana hay combates de muay thai desarrollándose, en todas partes, desde el pueblito más pequeño en que apenas tienen luz eléctrica, donde las peleas son a veces la atracción principal en las ferias de diversiones que hacen, hasta las ciudades más cosmopolitas como la capital Bangkok, donde están los estadios de muay thai más renombrados del mundo como Lumpinee y Rajadamern.

Para los thai ser peleador de muay thai es una profesión, allá se dedican a eso, combinando las peleas generalmente con desempeñarse como entrenadores en algún training camp. Eso sí, la edad en que deben retirarse y dejar de competir suele ser alrededor de los 25 años, ya que parten muy temprano, a los 10 suelen ya estar compitiendo profesionalmente. Allá vi hasta niños de 5 años peleando pro en campeonatos. Al momento de retirarse es común que tengan ya en el cuerpo fácilmente 200, 300 o más peleas.

Un estadio de muay thai por ciudad

Rajadamnern

Foto: Kaimuay Chile

Afuera de Rajadamnern Stadium, uno de los dos mayores estadios de muay thai de Bangkok.

En Tailandia se pelea en estadios de muay thai (hay al menos uno en cada ciudad), ferias, o centros nocturnos. Las peleas son profesionales, se les paga a los competidores. Es sin protecciones más que los guantes, bucal y protector genital, y las peleas son a 5 rounds, de 3 minutos para los hombres, y usualmente 2 minutos para las mujeres.

Antes de pelear se realiza una danza ritual llamada Wai Kru (Ram Muay), que es en honor al maestro del peleador, y a Buda. Pelear muay thai en Tailandia tiene la particularidad de que ellos le dan una connotación religiosa y espiritual, y utilizan una serie de amuletos, tatuajes y accesorios, además cada movimiento del Wai Kru tiene un significado particular.

Yo competí en la ciudad de Chiang Mai , en febrero del 2010 en Loi Kroh Stadium, lugar que de estadio tiene bien poco, ya que en realidad es un ring que está al centro de algunos bares y restoranes, donde los extranjeros van a tomarse algo y ver combates de muay thai. Rescato al menos que las peleas son reales y no coreografiadas, como en muchos otros lugares en Tailandia donde estuve.

En Tailandia en muchos lugares las mujeres no podemos ni tocar un ring, y en los lugares donde sí podemos combatir no podemos subirnos por encima de las cuerdas sino que debemos pasarnos por debajo de ellas.

Pelea de muay thai

Foto: Kaimuay Chile

En Thailandia las peleas de muay thai son profesionales. A los peleadores se les paga, y se pelea sin más protecciones que guantes, protector bucal y genital.

Peleé 5 rounds contra una thai, que tenía a su haber alrededor de 40 peleas. Perdí por puntos, pero fue una experiencia tremenda por diversas razones. La connotación espiritual que se le da allá a pelear, que se refuerza con el Wai Kru y amuletos; la música tradicional con la que se combate, que a mí siempre me ha parecido maravillosa, ya que hace que uno pelee a un ritmo que con cada round se va acelerando; y finalmente, pero muy importante, el tremendo respeto de mi rival hacia mí, y que fue siempre la tónica -en los combates que yo pude ver al menos- entre los peleadores allá.

Mi interpretación es que allá, en cierta forma, al ver esto como un estilo de vida, son capaces de apreciar mucho más a sus rivales como una persona más que se dedica a lo mismo, que tiene que pelear para ganarse el sustento, y que debe ser respetado y tratado bien. Una cosa es la competencia, otra es tratar con dignidad a tu prójimo, y al no caer en actitudes egocéntricas e hiperventiladas a un peleador le puede ir tanto mejor. Creo que en ese sentido especialmente los thai siguen estando a años luz de otras culturas en que hemos aprendido a pelear, pero no el trasfondo espiritual y cultural del muay thai.

Más sobre Artes Marciales

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X