Inicio » Artes Marciales » Equipo

La Filosofía de las Artes Marciales

Las artes marciales conllevan una filosofía, una manera de pensar o de ver las cosas inculcando valores como el honor, respeto, valentía, cortesía. Conozca más sobre estos principios, de donde provienen y cómo se mantienen vigentes.

Una filosofía implica una manera particular de pensar, o de ver las cosas. Lo que esencialmente distingue un arte marcial de un deporte de combate, es que el arte marcial tiene toda una filosofía detrás: trasciende los puros fines competitivos deportivos, apuntando a la práctica y eventual maestría en planos diferentes al del físico. No sólo se pretende entrenar el cuerpo para ganar campeonatos, ya que practicar a conciencia y plenamente un arte marcial comprende también el “entrenamiento” de la mente y especialmente del espíritu. En un artículo anterior, referido a los Mitos sobre las Artes Marciales, mencioné que  los samuráis se regían en el ámbito moral por el estricto Código Bushido. Sus 7 principios son:

  1. Honradez y Justicia: Ser honrado con todas las personas, y creer en la propia justicia (saber distinguir lo correcto de lo incorrecto).
  2. Valor Heroico: Actuar, cuando los demás no lo hacen, es la manera de vivir una vida plena.
  3. Compasión: El poder obtenido mediante el fuerte entrenamiento debe ser usado para el bien de todos, ayudando a sus compañeros.
  4. Cortesía: En este aspecto yo personalmente hago gran hincapié ya que es lo que demuestra la fortaleza interior, el dominar el propio ego y ser capaz de reconocer la dignidad de todo quien se cruce en nuestro camino. Aun los enemigos son dignos de respeto. De hecho, según “La Filosofía de las Artes Marciales – Un Breve Resumen”, para el alma del practicante de artes marciales no hay oponentes: sólo amigos quienes ayudan, mediante su ataque y defensa, a perfeccionarse técnica y mentalmente.
  5. Honor: Uno mismo debe juzgarse por las decisiones que toma y cómo las lleva a cabo.
  6. Sinceridad Absoluta: Lo que se dice, se hace. No hay diferencia entre hablar y hacer para un samurái.
  7. Deber y Lealtad: Se es dueño, y responsable de todo lo que se dice y hace.
Artes Marciales

Foto: La Segunda

Las Artes Marciales requieren de una filosofía de vida que debe ser respetada estrictamente.

Bushido significa “El Camino del Guerrero”. El código fue creado en Japón entre los siglos IX y XII, pero siguen siendo 100% aplicables a un artista marcial contemporáneo y quienes practican una filosofía de las artes marciales. En el mismo texto citado anteriormente, “La Filosofía de las Artes Marciales – Un Breve Resumen”  encontré una frase que creo muy cierta: “La integridad, la honra, la bravura y el respeto para con todos es ley oficial en cualquier sistema de arte marcial.” A grandes rasgos siguen siendo los mismos valores que propugna el Código Bushido, si bien éste se extiende considerablemente más al tratar cada uno de sus principios. Básicamente debemos entender que un artista marcial, ayer, hoy y siempre, debe ser una persona recta en su actuar, valerosa, digna, respetuosa con todas las personas, sincera consigo misma… Las artes marciales propiamente tales entregan todos estos valores. En nuestros tiempos, principios tan estrictos pueden sonar idealistas, y en una sociedad occidental como la nuestra, la veta espiritual de las artes marciales se ha dejado un poco de lado destacando sólo sus aspectos competitivos. Pero la filosofía de las artes marciales puede mantenerse vigente, y no sólo puede: debiera. Puede llevarse a todo ámbito de la vida, su utilidad y bondades son enormes. Todo entrenamiento realizado en una escuela de artes marciales debería considerar un espacio para implantar en la mente y espíritu del practicante esta manera de ser, de pensar y ver la vida. El estado físico puede decrecer, se puede dejar de combatir e incluso de entrenar completamente, pero si alguien alguna vez fue un verdadero artista marcial, estos principios, esta filosofía permanecerá instalada en él, guiando su vida por siempre.

Más sobre Artes Marciales

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X