Luchador se recupera de dolorosa lesión genital: no lo cuenta dos veces

A Devin Powell, de la UFC, le reventaron de un rodillazo sus partes más sensibles.

Guía de: Artes Marciales

De reiterativo puede llegar a sonar cliché, pero es plenamente sabido que las artes marciales mixtas son muy peligrosas y suelen provocar lesiones de cuidado.

En ese contexto, el golpe sufrido en un entrenamiento por el peleador de la UFC, Devin Powell, dejó a todos perplejos, por lo delicado de la lesión y las consecuencias.

2018-02-21 (2)

En un hecho que él mismo ha dado a conocer, el luchador de artes marciales mixtas sufrió un rodillazo en la zona genital mientras entrenaba con su colega Joe Lauzon.

El golpe fue directo y con mucha violencia, por lo que uno de sus testículos sufrió todo el rigor: se rompió y le produjo una hemorragia interna.

“Estábamos practicando rodillazos en el suelo y Joe, con éxito, rompió mi testículo con su poder absoluto”, publicó Powell en su cuenta de Instagram, mientras les daba a conocer a sus amigos y seguidores la dolorosa noticia.

Lo llamativo es que el peleador se demoró 36 horas en ir al Hospital, donde lo internaron y mediante una cirugía corrigieron exitosamente el problema.

Tras la operación, Powell asegura todos los días que su regreso está cada vez más cerca, pese a que desde que debutó en 2017 en la UFC ya ha perdido sus dos peleas. El récord profesional que posee es de 8-3.

Más sobre Artes Marciales

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X