¡No corra, el 2012 ya está aquí!

“¡Cielos! ¿Qué está pasando?” Se titula la primera de dos charlas que el astrólogo chileno Gonzalo Pérez ofrece en Santiago a propósito de la movida antesala del 2012 y los cambios planetarios. Aquí, un extracto.

A principios del 2011 en las predicciones dijimos que si el 2010 nos había parecido remecedor, este año venía no menos fuerte. Es que los cambios no pararán y así lo clarificó el destacado astrólogo Gonzalo Pérez quien esta vez adelantó a la primavera sus clásicas charlas de verano, que dan una mirada anual de lo que viene, pues él asegura que la humanidad está en pleno proceso primaveral, de florecer y de un retorno evolutivo.

Pérez explica que hoy estamos en medio de dos fuerzas planetarias que se encuentran. La primera es femenina, puesto que es circular, un retorno: “hemos vuelto a una configuración de suma importancia en la historia de la humanidad: la de Urano, Plutón y Saturno juntos”.

Acabamos de salir de un período que atravesamos los tres últimos años, “Saturno está despidiéndose recién de su fuerte cuadratura telúrica-volcánica con Plutón, que tuvo que ver, por supuesto, con los terremotos en el mundo y con la crisis financiera de agosto de 2008 hasta ahora”. Saturno abandona el cuadro, pero seguirán la tarea los otros dos colosos del cambio.

Foto: Guioteca.com

"¡Cielos! ¿Qué está pasando?" pregunta y responde el astrólogo Gonzalo Pérez al terminar el 2011

Desde esa fecha comenzó con más fuerza “el sacudón de las estructuras que estamos viviendo. La historia de la humanidad -la experiencia humana- tiene que ver con los ciclos y el eterno retorno de las energías. Como cuando mi madre decía, ‘la moda vuelve’. Así el ámbito cíclico de la experiencia humana”.

“Hoy vivimos el regreso de un gran ciclo que es la configuración de Urano-Plutón-Saturno, la misma alineación revolucionaria, demoledora y profundamente creativa de aquel tiempo que llamamos los años ’60”, afirma Pérez.

Pero no es que regrese lo mismo y volvamos a ser hippies, no; en opinión del astrólogo es primavera otra vez para la humanidad: “estos tres planetas nos traen la primavera creativa pero arrolladora a la vez en que las estructuras se sacuden y hay otra fuerza (la segunda) en esta historia cíclica: la fuerza masculina, que en este caso tiene que ver con la evolución”.

“El Universo tiene pocas leyes, es más bien simple en su funcionamiento, pero es complejo en la variedad de expresiones de cómo funciona. Existe, entonces, la ley de equilibrio y la de evolución: todo se mueve de lo simple a lo complejo, todo crece  y cambia”.

¿Qué está pasando?

Aunque algunos se resistan a asumirlo el mundo está cambiando vertiginosa y creativamente. Nadie podría decir que el 2011 no ha presentado ninguna novedad. Gonzalo Pérez afirma que se trata de un “coincidir de un momento extraordinario de la evolución de la humanidad con un tiempo cíclico conocido, un retorno, pero al hacerlo en otro punto evolutivo se manifiesta de una manera diferente. Es un movimiento lineal ascendente y se encuentra con lo cíclico, circular y juntos forman una espiral”.

Por una parte, “la conexión entre Urano y Plutón se da en promedio cada 40 años  en la historia. La última vez ocurrió entre 1960 y 1972.  Quienes nacieron en este tiempo traen esta semilla espiritual de rebeldía, creatividad, necesidad de que las cosas sean distintas y nuevas. Llegó la hora de ver los frutos de esto. Nacieron en un tiempo en que todo era nuevo, pero han vivido en lo mismo de siempre y ahora podrán vivenciar lo novedoso”, anuncia Pérez.

Y aquí la estrella de la película obviamente es Urano. Pérez aclara que el gran arquetipo de este planeta en la mitología es Prometeo: el titán que robó el fuego de los dioses para iluminar a la humanidad. Y enuncia una serie de términos uranianos que ya estamos viviendo: tornado, terremoto, invención, verdad, meteoro, ciencia, violencia, revelación, revolución, insight, curiosidades, súbito, inesperado, genialidad, conocimiento, luz, caos, explosiones. ¿Le suena a 2011?

Pérez sigue: “Urano es el foco ‘informático-energético’ que indudablemente tiene que ver con revolución, creatividad, cambios súbitos e impredecibles.  Es el relámpago; se enciende la ampolleta de la humanidad. Y al entrar en contacto con Plutón por varios años más (hasta el 2015), se activa la fuerza uraniana, tal como pasó en los ‘60 y tal como esa década se comparaba a su vez con la Revolución Francesa: es la energía de Urano que se vuelve a manifestar. Es decir, lo vivido por la humanidad a fines del siglo XVIII fue un despertar creativo que cambió todo y luego se repitió en los ‘60.  Todo cambió en esa revolución, incluidas las colonias americanas: todo en pos de igualdad, libertad y fraternidad. Lo mismo que gritan los estudiantes en Chile y los indignados del mundo”.

Igual Gonzalo Pérez es optimista para mirar este diagnóstico que muchos astrólogos compartimos. Para él este momento implica más amor que en las otras dos fechas anteriores, en su opinión esta vez no hay odio sino más alegría. Ya nadie piensa en matar como en tiempos pasados.  Habrá que comprobarlo en terreno el mismo 2012 y en adelante.

“Entonces –aclara- avanzamos a un momento de mayor conciencia que se combina con este escenario revolucionario. Saltamos de un estado de ignorancia, de automatismo y sufrimiento, a uno de conciencia y libertad y amor”.

¿Qué está pasando? Aquí viene la otra parte paralela al tránsito astrológico: “Lo que realmente está ocurriendo es que nuestra humanidad pasó de curso, aprobó. Y ahora tenemos el don de elegir, el libre albedrío.  Podemos decir sí o no. Tenemos el poder de echar a perder el plan evolutivo del Universo, que quiere llevarnos a la experiencia plena de nuestro potencial.  La Tierra es nuestra nave espacial, nosotros somos los tripulantes y junto con el sistema solar se mueve por la galaxia y está llegando a una cita en el espacio y en el tiempo. El tiempo es el 2012. Lo importante es que la nave Tierra nos lleva a una encrucijada de energías, a un espacio dinámico donde el Sol se mueve a gran velocidad llevando a toda su corte planetaria por esa galaxia”.

Entonces, la Tierra  avanza a un “nuevo campo de energía galáctica distinto y altísimo, además se conecta con el Sol Central, el centro de la Vía Láctea.  La galaxia es una espiral que tiene un centro. Nuestra Tierra acaba de alinearse con este Sol Central, entonces estamos llegando a un nuevo campo de energía que se conoce como la Era de Acuario, un nuevo campo de energía. Y esto tiene una vibración intensa y electrificante que necesita que nuestros canales estén muy limpios porque de lo contrario nos descentraremos”.

Entonces, uno de los grandes temas del 2012 y todo el suspenso que implica es si individual y colectivamente haremos o no el cambio hacia una humanidad más despierta, armónica, creativa y pura.

En la segunda charla de este martes 25, titulada “Bienvenido 2012″, Gonzalo Pérez hará una clase contemplativa de los eventos internos y también práctica de las cuatro etapas para favorecer el salto de conciencia. En palabras de él: “Ese salto ya llegó y podemos disfrutarlo antes si hacemos las depuraciones necesarias”.

Links:

Más sobre Astrología y Destino

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X