11.11.11: Gran oportunidad de cambiar y partir de nuevo

No es una fecha cabalística ni fatídica, este especial día esconde valiosos secretos y grandes oportunidades para todos. Aprovecha esta jornada inédita.

Lo confieso: estoy mareada con el 11.11.11… Pero entusiasmada también. Es que es mucha información en muy poco tiempo y de tantas partes. En otra sección de esta Guioteca, en Autoayuda, la colega Marcela Lorca publicó una muy buena nota de esta fecha, donde a lo más yo podría decir: me sumo a sus palabras, y hacer copy-paste. Fin del asunto. Pero obvio que mi querido jefe no aprobaría el escrito.

Así que después de intentar digerir tanto dato y en medio de coordinar mi propio ritual para este viernes donde iremos a meditar a un parque en grupo a la salida del sol, mientras una de mis maestras de astrología Karin Ostertag me cuenta que hará su ceremonia en casa y otra gente conocida ya partió al desierto de Atacama en Chile y a Capilla del Monte, Argentina, decidí que explicaría 4 cosas sobre esta especial fecha.

1. A un nivel de numerología claramente estamos frente a una fecha potente: Tanto número 1 junto no es una casualidad. Los 1 marcan inicio, arrojo, atreverse, iniciativa; todo parte otra vez. Los 11 dan una maestría. Estamos – lo señalan muchos- frente a una fecha que marca un reinicio de ciclo que nos da la posibilidad de intencionar lo que queremos, limpiar lo anterior, comenzar con otra energía más elevada  este tiempo. No estamos hablando de nada extrasensorial ni fenoménico. Simplemente es un momento donde podemos sintonizar con una etapa nueva en la que podemos sembrar cosas más positivas, cambiar el switch del ego por el del alma y la conciencia, y comprometernos a vivir más desde estas últimas en lo cotidiano. Es decir, con más calma, visión, apertura, equilibrio, paz, aceptación, armonía. Es potente vivir un día en que la vibración de los números nos animan a iniciar un camino nuevo donde podemos comprometernos a soltar rabias, resentimientos, apegos, obsesiones, negatividades.

Foto: Guioteca.com

Carta del 11.11.11 en Greenwich, hora universal

2. Desde la astrología, la carta muestra transformación y algo con lo colectivo, los grupos, que explicaré también en el tercer punto. Con Plutón en Capricornio en conjunción al Ascendente en trino a Júpiter en Tauro y Marte (advertí que era mucha información, encima yo agregaré lo astrológico) este se presenta como un día de profunda transformación no sólo del ego, sino de la forma en que nos movemos y cómo miramos el mundo material (incluidos el cuerpo y la naturaleza), pues son dos signos de tierra. Puede ser este un momento donde realmente cambiemos las creencias sobre el éxito, los logros, la ambición, el dinero y cómo los conseguimos; un día en que sutil pero poderosamente comience un cambio que “espiritualiza” lo material.

El mismo día Marte sale del Leo, donde exaltó nuestro orgullo y dramatismo los últimos meses, y entra a Virgo (tierra, otra vez) para dinamizar el trabajo cotidiano, ponerle más pasión a la rutina e incentivarnos a hacer de nuestra labor un servicio y/o desafío.

Al mismo tiempo, en la víspera, la noche del 10 se produce la Luna llena, que le da la mega bienvenida a este 11.11.11, pues la Luna Llena en Tauro nos invita a festejar, conectar con el poder de la naturaleza y sus frutos, recapitular y tomar conciencia de cómo hemos actuado en el último mes. Tauro, nuevamente signo de tierra, nos recuerda los ciclos, el valor que le damos a todo lo físico incluida la belleza, los ritmos lentos, la capacidad de perseverar. Tanto la noche del 10 como el mismo 11 son momentos para honrar el poder de la vida, el disfrute y plantearnos sobre qué valores vivimos, tema taurino. En frente, por la mañana el Sol en Escorpión, signo de la transformación y el poder psíquico iluminará toda la jornada invitándonos a profundizar.

Esto también se potencia con la T cuadratura entre Neptuno (espiritualidad, imaginación sensibilidad) y Quirón (asteroide de la sanación y las heridas), la Luna (regente de las masas, el ánimo de la gente) y Marte (planeta de la iniciativa y agresivo en su lado más duro). Los cuatro están –de nuevo- en casas que hablan de los valores internos y externos, por un parte, y por otra de los cambios profundos que podemos hacer. Por lo tanto, todo marca reiteradamente que aspectos más rígidos de nuestro ego y creencias podrían comenzar a disolverse poco a poco. Y esto no está exento de tensión, pues Marte pone rabia en el ambiente y Urano (planeta de los cambios revolucionarios), que está de telón de fondo en Aries, sigue en la tirantez que tiene hace rato con su compañero Plutón.

Desde otra sintonía Venus (amor, relaciones, armonía) abraza al inquieto Mercurio (comunicación, información, mente) en la Casa 11, la de los grupos, la de proyectos colectivos. Están juntos en Sagitario (fe, filosofías, sentido) mirando al resto de los planetas con quienes para esta especial fecha no se vinculan, por lo tanto se potencian: muchos grupos de todo el mundo están compartiendo una información que habla de amor, de cosas positivas. Ojo, que a diferencia del 27 de septiembre 2011, el miedo no juega ningún rol. En todos los mails (unos 15) que me llegaron y la información que me ha salpicado, ninguno habla de calamidades, sino de esperanza, oportunidad, cambios, reflexión; dato no menor en estos tiempos algo paranoicos.

3. A propósito de lo colectivo, es muy significativo que millones de personas en todas partes del mundo, de todos los colores y creencias, decidan meditar, guardar silencio, conectarse, pedir, reunirse, hacer altos en su rutina, comprometerse a hacer cambios individuales y colectivos, en un mismo día, a la misma hora. Gran parte de la humanidad, su masa crítica, ha decidido –o recibido la información- que el 11.11.11 es un día portal donde podemos generar un gran cambio. Millones de personas saldrán de la neurosis diaria para parar. Esto es milagroso, un acto soberbio, heroico, sagrado, poderoso. No es una protesta, ni una fiesta hiperventilada, ni un momento terrible, ni un asesinato televisado. Es una conexión con el ser interno a nivel individual pero colectivo a la vez, una unión voluntaria con el corazón, lo cual no sólo nos vuelve a recordar que todos somos iguales y todos somos uno, sino que además refuerza que estamos en un día inédito en muchos sentidos.

Foto: AFP

Millones de personas sintonizarán con esperanza y amor este 11.11.11

Si nos entusiasmamos, en este link se puede saber la hora exacta en la cual conectarse desde cada lugar a la energía en que todos los grupos y personas del mundo estarán meditando al mismo tiempo. En Santiago es a las 8 am.

Matías de Stefano, joven argentino de gran lucidez y conexión, ilustra muy bien este momento:

-¿Qué es el 11:11?
-Es el código que nos anuncia el comienzo de una nueva frecuencia, en que las energías puras de la Galaxia vuelven a conectarse con nosotros y nos preparan para las nuevas energías y realidades venideras.

-¿Cómo prepararnos?
-Simplemente debemos tener en cuenta que hace mucho tiempo que venimos con los ojos cerrados, y que cuando los abrimos, la luz hace que duelan un poco… esto nos explica que este proceso de iluminación es doloroso, pues nos enfrenta a todas esas cosas que negamos o que creíamos que ya habíamos solucionado, y nos las pone delante para que volvamos a tenerlas en cuenta y trabajar sobre ellas. La manera de prepararse es abriéndose a la posibilidad de sentir todo eso, sin negarlo, dejándose sentir lo que sea, y fluyendo en lo que cada uno siente en cada momento.

-¿Cómo se da el proceso?
-Debemos primero Experimentar lo que hace tiempo no hacemos por negarlo, todo lo que aparezca, sea positivo o negativo, permitámoslo sentir y vivenciar sin reprimir. Luego, viene la Aceptación de lo que se ha experimentado, limpiándonos de Culpa, lo que nos dará el Entendimiento de por qué tuvimos que sentir esto, así llegará la Integración, que nos permitirá seguir, tomar como herramienta toda experiencia vieja, y es así que comenzaremos a comprender la Incondicionalidad en el proceso. El día 11:11, un gran Portal de energías Galácticas comenzará a influir sobre la Tierra, dando lugar a que los cambios se den más rápidamente, conectando las energías de la Tierra con las del Cielo, lo que hará que los humanos nos convirtamos en enchufes de energía, si es que hacemos de este proceso consciente. Sólo debemos permitirnos sentir ese flujo de energías que día a día irá vibrando aún más fuerte.

4. Después de todo esto, ¿qué puede hacer cada uno en este 11.11.11? Mucho. Podemos partir el día con mayor conciencia, en silencio. Observarnos durante todo el día: ¿en qué estoy pegado?, ¿en fantasías, resentimientos, pesimismos, miedos, rabias, críticas, envidias, prisa, ansiedad?

Luego de estos podemos a cada instante sentir la respiración y volver al presente para cambiar la energía pegada por amor, aceptación, confianza, agradecimiento.

También y en cualquier parte: en la ducha, camino al trabajo, frente al computador, a la hora del almuerzo, en el atardecer o a la noche mirando el cielo, podemos comprometernos a cambiar lo que nos hace daño: un hábito, un sentimiento, una situación. Podemos pedir ayuda a la Divinidad, al Universo, a nuestra alma o a lo que sea nuestra creencia espiritual para que acompañe nuestro compromiso de transformación.

Definitivamente este 11 del 11 del 11 podemos abrir nuestra energía emocional, mental, física y espiritual a vivir una vida más consciente, equilibrada, despierta y alegre que contribuya a un cambio personal y global.

Más sobre Astrología y Destino

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X