Aries 2010: Desafíos estimulantes

Un año llenó de matices vivirán quienes nacieron bajo el signo del carnero.

Muchos quieren su propia predicción para este año que iniciamos. Como una manera de profundizar un poco más, partimos con los vaticinios para Aries, el primer signo del zodíaco.

Aries 2010

Foto: El Mercurio

Organizarse será una de las claves del 2010 para Aries.

Después de todos los cambios que protagonizó en el ciclo anterior, ¿qué le queda por vivir a este chico inquieto del horóscopo? Mucho, por suerte, porque todos sabemos que si se aburre puede pasar del amor al odio, y no es la idea.

Ágil carnero, los astros anuncian saltos inéditos a mediados del 2010 para Aries; te proponen usar tu vitalidad no sólo en desafíos y nuevas empresas, sino también para observar la cantidad de oportunidades que se darán si avanzas de una forma más consciente y concreta. Eso sí, tendrás que lidiar con fuertes egos del ambiente y aprender a negociar.

El 2010 te indica un propósito: desarrolla un nuevo piso para vivir, una estructura diferente, otros códigos, otra forma de ver tu existencia y su contexto. El dinero estará, no caigas en avaricia ni en despilfarro, el tema es cómo construirás –con consistencia, ojo- tanto tu vida cotidiana como los temas a largo plazo. Para eso, la organización será clave y hasta puedes encontrarle el gusto.

Latidos del corazón: Respira profundo por dos cosas. La primera, tu ego y el de los cercanos puede sacar chispas; entonces tendrás que preguntarte, ¿es necesario tener la razón siempre; es importante dominar? Mmm… Segundo, porque se imponen aires drásticos, de compromiso serio o rupturas, no habrá medias tintas para Aries. Puede que entre nuevas parejas alguno cumpla un rol muy paternal o que exista gran diferencia de edad. Como sea, habrá una definición de esta área, que puede ir desde conversaciones que dejan muy claros los límites y acuerdos, hasta la llegada de la cigüeña, ojo.

Trabajo y aptitudes: Siéntate, observa, siente. Luego evalúa: ¿me gusta lo que hago? La vocación será un tema para Aries, e incluso habrá amenazas de despido que sólo querrán ayudarte a encontrar el verdadero camino. Las renuncias también pueden resultar benéficas si se trata de equilibrar tu vida. Tu misión laboral será comenzar una etapa más sana. No es un año boyante en esta área, pero sí bastante justo, con ganancias y oportunidades precisas. Podrás incursionar en temas muy específicos, estrenar disciplina, innovación, orden, capacidad de evaluación y mucho rigor para emprendimientos.

Para estar atento: Es muy buen año para estudiar oficios o carreras, también para contactarse con algo más allá de lo material, es decir con tu alma; allí encontrarás nuevos conocimientos. Tu cuerpo también reclamará su lugar con ciertas dolencias de columna o huesos.

Guiño del cielo: Muévete con amor y justicia.

Más sobre Astrología y Destino

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X