La energía de abril: ahora sí comienza el 2012

El cuarto mes del año trae sorpresas, mucha energía e inyección de poder para nuestros proyectos. Es un tiempo que tenemos que aprovechar.

Como señalamos antes, el mes de marzo fue un tiempo de preparación e introspección de los procesos vividos desde diciembre del año 2011. Un mes muy interno y, a ratos, doloroso. Pero abril hace su estreno con otra energía. Aunque en el sur vivimos el otoño, que desde el 20 de marzo nos invita a despojarnos, a soltar, y muchos están viviendo duelos y cambios, este mes también ofrece sorpresas para quienes quieran alcanzar metas. Recordemos que desde ese día comienza el año astrológico, ya que el Sol inicia su viaje por Aries, dándonos a todos un empuje para comenzar nuestro nuevo ciclo interno y externo.

Abril

Foto: El Mercurio

Una energía más lúdica, racional y curiosa se abre para nuestra mente en abril.

Abril primero trae un aire más liviano para la mente y las relaciones sociales. La diosa Venus inicia desde el día 3 su viaje por el aire fresco de Géminis, dándonos la oportunidad de comunicarnos de una forma más armónica, retomar el contacto con los amigos, compañeros de trabajo, los hermanos y todo aquel con quien nos guste conversar largo y tendido. Una energía más lúdica, racional y curiosa se abre para nuestra mente, que estará más abierta, interesada tanto en la belleza como en el arte y en conocer a los otros. Este paso de Venus durará tres meses, beneficiando a Géminis, Libra y Acuario, especialmente; signos que, eso sí, deberán cuidar su billetera, pues a esta diosa le gusta el lujo, aunque si quieren invertir en su apariencia personal, tendrán claro lo que quieren y la posibilidad de lograr resultados óptimos.

Y como Venus es romántica, no encontrará nada mejor que eclipsarse con Neptuno, que está en Piscis desde febrero, así que ojo en la primera mitad del mes con el amor, los encuentros y el conocer gente, pues la idealización andará suelta y podemos caer en auto-engaños.

Desde otro punto, a contar del 4 de abril Mercurio limpia sus alas y vuelve a volar, se destraban planes y proyectos que pudieron estar entrampados. Es un buen tiempo para iniciar proyectos, perseguir ideas, difundir nuestro trabajo, vender o comprar con mayor certeza. Mercurio se pone directo y, luego, el 17 de abril entrará en Aries, con lo cual las iniciativas de proyectos intelectuales o aquellos que son desafiantes cobran más dirección y celeridad. Se abre un buen ciclo también para iniciar prácticas deportivas y cambios en nuestro carácter.

Ojo que desde el 6 de abril la Luna Llena en Libra junto a Saturno pueden llegar a definir -para abrir o terminar- relaciones que están frágiles, junto con propiciar nuestro trabajo interno en pos de armonizar vínculos cercanos y/o sociedades.

Entre el 20 y el 27 de abril los medios de comunicación podrían tener más e importantes contenidos bélicos o relacionados a atentados, el fuego y movimientos de tierra, también avances tecnológicos y deportivos, al tiempo que en nuestras vidas pueden darse revoluciones internas, cambios drásticos, donde hay que cuidar las explosiones de rabia. E igualmente son días para dedicarse sí o sí a energizar proyectos.

Además, abril trae otro respiro. Hace rato que Marte, el planeta de la iniciativa, la fuerza personal y física, la rabia y los límites, está “pataleando”, pues se siente frustrado en las tierras de Virgo, dándole no sólo muchos dolores de cabeza y peleas especialmente a este signo, sino también a sus colegas de Capricornio y Tauro. Marte está en su fase retrógrada desde el 24 de enero 2012, que terminará nada menos que el 14 de abril. Por tanto, su movimiento directo a mediados de mes nos trae más fuerza para nuestros anhelos, mayor capacidad de lidiar con los detalles, menos impaciencia con los obstáculos, una energía mucho más poderosa para identificar lo que nos conviene o no.

Poco a poco, nuestros planes toman movimiento, cuerpo y mucha acción, cuyos mayores resultados estarán para mediados de año, pero lo importante es que abril es una inyección de energía personal y también un desbloqueo de cosas ambientales que nos pueden haber jugado malas pasadas en el mes anterior, pero que, al mismo tiempo, fueron una oportunidad de reconectarnos con nuestros procesos internos y aprender a esperar.

Más sobre Astrología y Destino

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X