Signo Aries, nuestro impulso vital

Aries es el primer signo del zodíaco, fuerza primordial o big bang que le da vida a este ciclo energético. No sólo los nacidos bajo este signo pueden despertar sus cualidades, sino todos los seres humanos, especialmente ahora en que el revolucionario Urano visita este reducto de fuego y coraje.

Yo soy AriesYO SOY ARIES. Mi presencia irradia fuerza, irradia fuego; en cada una de mis palabras me autoafirmo y lanzo destellos de coraje y valentía allí donde otros prefieren la mudez y la introspección.

Habito la ira, la ira sagrada, esa que moviliza mundos, que me permite crear e iniciar mis obras. Soy pionero, soy osadía encarnada y no lo pienso mucho. Yo no le hago caso a los trucos de la mente que paralizan y cuestionan; más bien las voces de Mercurio son para mí un aliciente que estimula mi acción.

Donde quiera que vaya inicio obras, me lanzo hacia adelante, como la cabeza encendida de un carnero que corre a toda velocidad. En mi mundo no existen los obstáculos, sino los desafíos por atravesar.

Foto: Equipo Astrología y Destino.

Ilustración de Aries, en las cartas Symbolon. Arquetipo del guerrero y primer signo del zodíaco.

Reconozco que los seres humanos me tildan, a veces, de egoísta, de avasallador. Pero en realidad no soy más que un representante de esas fuerzas autoafirmantes que están en la naturaleza y que son imprescindibles para que la vida misma se afirme y enfrente los retos que se le presenten. Soy una fuerza guerrera, capaz de mostrar las garras, cuando es necesario, con tal de defender su territorio.

Estoy llamado a liderar, a luchar, a desear, a vivir la vida desde mi cuerpo encendido, potente y fibroso. La musculatura de mi cuerpo es la investidura del guerrero que llevo dentro.

Hay personas que adoran mi energía, se sienten afines y saben cómo despertarme en los momentos adecuados. Hay otros seres que me rechazan y juzgan de egoísta y conflictivo, mientras hay otros que definitivamente me temen y prefieren comerse su rabia antes de enfrentarme, sin suponer siquiera los efectos que esa emoción tiene para su cuerpo.

Escúchenme bien: no es que yo promueva la rabia y el conflicto por el conflicto. Simplemente los animo a escuchar su corazón y, aun más, a escuchar sus vísceras para discriminar cuándo es necesario que delimiten su espacio o defiendan su dignidad; asimismo, los guío para que sepan cuándo liberar esa rabia que los empuja hacia adelante y les permite dar vida a proyectos; les doy la fuerza para que no se detengan en los aparentes obstáculos y, más bien, los reconozcan como alicientes que dan empuje a su actuar.

Eso sí, yo no actúo sólo en la conciencia. Somos doce energías, cada cual con su función específica. En la vida y en el universo entero, las energías nos agrupamos en fuerzas autoafirmantes y en fuerzas integradoras. Yo pertenezco a las primeras y en este momento planetario te doy una especial dosis de autoafirmación y rabia para que inicies de una vez por todas lo que tú sabes que tienes pendiente (claro que lo sabes, pues ahí está postergado torturándote internamente)… Este es el momento para ello, aunque más adelante te encontraras con otras energías dulces y reservadas que constituyen las fuerzas integradoras que te animan a ver a los demás y actuar en una red de amor.

Todos nosotros somos necesarios para tu desarrollo y evolución, y el secreto de tu vida es alcanzar el equilibrio consciente entre aquellas fuerzas integradoras y las fuerzas autoafirmantes, a las que yo pertenezco.

Regalos Arianos

Ahora te dejo algunas preguntas, regalos arianos, para que te conectes con esta cualidad:

¿Qué proyectos tienes ganas de emprender en este momento de tu vida?

¿Qué estás haciendo con tu rabia? ¿Te la estás guardando o la expresas a través del deporte o la justa expresión de tus derechos?

¿En qué espacios de tu vida estás necesitando ser egoísta y autocentrado para sanar tanta postergación y condescendencia?

¿En qué ámbito estás necesitando una cuota de valentía extra?

¿Qué obstáculos vitales en realidad constituyen estímulos para que saques tu fuerza interna?

¿Dónde está tu coraje?

Es tiempo de contactar con nuestro fuego interno, con la chispa divina que nos impulsa a tomar nuestra vida.

Más sobre Astrología y Destino

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X